Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GIRA ASIÁTICA

Bush califica de "malvado" al régimen norcoreano pero le ofrece diálogar

El presidente estadounidense ha asegurado en su visita a Corea del Sur que no invadirá al país que incluyó en su "eje del mal"

El presidente estadounidense, George Bush, ha aprovechado su visita a Seúl para recalcar de nuevo que Corea del Norte es un país "malvado", pero ha afirmado que Estados Unidos no invadirá ese país y ha hecho una oferta de diálogo al régimen de Pyongyang.

Tras visitar Japón, y antes de llegar mañana a la etapa más importante de su gira asiática, China, Bush se ha entrevistado esta madrugada con el líder surcoreano, Kim Dae-jung, el artífice de la política de apertura hacia Corea del Norte.

Bush, que hace unas semanas incluyó al país norcoreano en el "eje del mal" junto con Irán e Irak, se ha enfrentado en Seúl al momento más delicado de su gira. Kim Dae-jung ha hecho de la reunificación la piedra angular de su política, y su portavoz, Park Sun-sook, ha manifestado que el presidente Kim intentará transmitir al presidente estadounidense los especiales sentimientos y ansias de paz y estabilidad que tiene el pueblo de Corea.

Lo que ya ha hecho Kim Dae-jung es instar al régimen norcoreano a que acepte la oferta de diálogo estadounidense.

Miles de surcoreanos se han manifestado contra Bush en numerosas ciudades del país por lo que consideran una "interferencia en los asuntos coreanos".

Sólo en Seúl han sido destacados 15.000 policías y agentes antidisturbios y de seguridad para garantizar la seguridad del presidente norteamericano.

Los hachas y el mal

Aún hay siete millones de familias coreanas que viven con el trauma de la ruptura y la separación forzosa a ambos lados de lo que las fuerzas norteamericanas destacadas en el Sur llaman "la frontera de la libertad".

Precisamente en su visita a la zona desmilitarizada que separa ambos países, Bush ha afirmado que "los norcoreanos guardan los hachas con los que mataron a dos soldados estadounidenses en su museo de la paz". "No es de extrañar que piense que son malvado", ha añadido el presidente.

Washington acusa al régimen estalinista de producir misiles y armas de destrucción masiva y, según la asesora presidencial Karen Hughes, Bush está dispuesto a reiterar lo que dijo el mes pasado en su discurso sobre que "a los regímenes más peligrosos del mundo" no se les puede permitir que obtengan las "armas más peligrosas del mundo".