Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
INVESTIGACIÓN

Asturias sufre el azote del fuego, con más de cien incendios forestales

Las altas temperaturas y el viento favorecen la propagación

Asturias está inmersa desde ayer en una proliferación súbita y generalizada de incendios forestales, que están castigando a casi todos los municipios de la región. A lo largo de la jornada se declararon casi un centenar y medio de focos, de los que anoche continuaban activos casi 70, diseminados a lo largo y ancho del territorio. "Estamos desbordados", declararon anoche miembros del Centro de Emergencias del Principado (CEISPA). "Se apagan unos y aparecen otros", añadieron.

Las temperaturas reinantes, muy benignas para esta época del año, y sobre todo los vientos fuertes y cálidos de procedencia sur, están favoreciendo la propagación de los incendios y dificultando su extinción. Por este motivo, el Gobierno autonómico había decretado hace dos días la prohibición absoluta de realizar quemas en la comunidad. Se cree que los fuegos obedecen a negligencias, aunque no se descarta que parte de ellos hayan sido deliberados.

También en Cantabria los fuegos azotaban los montes y anoche nueve incendios continuaban incontrolados y otros 27 permanecían activos, aunque controlados, en la tercera oleada de fuegos que ha azotado los montes de la región desde el domingo, la mayoría de ellos intencionados, informa Efe.

Varias casas y establos fueron desalojados de forma preventiva a causa de uno de estos incendios en el municipio de Langreo. El CEISPA no tenía anoche constancia de que se hubieran producido daños personales. La extensión afectada no ha sido cuantificada y tardará varios días en evaluarse.

Todos los parques de bomberos, efectivos del Centro de Extinción de Incendios de Asturias y voluntarios continuaban a lo largo de la madrugada los trabajos para intentar sofocarlos. Al amanecer se reincorporaron a la operación el helicóptero del Principado y un hidroavión, que ya habían participado a lo largo del sábado.

"Hay fuegos por todos lados", dijo uno de los miembros de los equipos de extinción. "Estamos colapsados". Los focos se han localizados tanto en el litoral como en el interior, en zonas bajas y de montañas, y tanto en el área central de la comunidad -la más poblada- como en los extremos oriental y occidental.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 3 de febrero de 2002