_
_
_
_
EL DEBATE SOBRE LA GLOBALIZACIÓN

Estados Unidos mantiene que no actuará en crisis que no le afecten directamente

La diplomacia estadounidense insiste en las 'coaliciones flexibles' para solucionar conflictos

Enric González

Nadie esperaba derroches de compasión internacionalista por parte de la actual Administración estadounidense. Pero la indiferencia ante el Tercer Mundo exhibida por el secretario del Tesoro, Paul O'Neill, ha sorprendido incluso a una audiencia tan curtida como la del Foro Económico Mundial. Un magnate como Bill Gates, patrón de Microsoft, alzó la bandera de la conciencia social y criticó la mezquindad de la ayuda de EE UU a los países más pobres. O'Neill afirmó ayer que Dios no había creado 'un mundo de riqueza ilimitada' y que las desigualdades eran consustanciales a la humanidad.

'Nosotros somos Argentina, vosotros sois Enron', proclamaba una de las pancartas exhibidas por los manifestantes contra el Foro reunido en el hotel Waldorf Astoria. Las protestas congregaron a varios miles de personas, jóvenes en su mayoría y con una notable presencia española, y fueron pacíficas, como en jornadas anteriores. La presencia policial fue también especialmente numerosa. Un día más, los convocantes protestaban contra la 'explotación de los países pobres por parte de los ricos'. La policía consideraba que, de registrarse incidentes, ocurrirían durante la fiesta prevista anoche (madrugada española) en la sede de la Bolsa neoyorquina, en Wall Street, fuera del infranqueable cinturón de seguridad que rodea el Waldorf.

Dentro, en el hotel, el representante de la diplomacia europea, Javier Solana, tuvo que prolongar su estancia un día más para entrevistarse con una delegación palestina que no llegó a tiempo a la cita prevista para el viernes. [El ministro israelí de Exteriores, Simon Peres, se entrevistó ayer con representantes palestinos durante unas dos horas, informa Reuters.] El vicepresidente económico español, Rodrigo Rato, se entrevistó anteayer durante una hora con Paul O'Neill para intercambiar información sobre las coyunturas europea y estadounidense -ambos se mostraron optimistas- y ofreció en una de las ponencias una visión sobre la 'zona euro' una vez puesta en circulación la moneda única.

La dureza del Gobierno estadounidense quedará, probablemente, como una de las impresiones más duraderas de la trigésimoprimera reunión anual del Foro, la primera celebrada lejos de Davos (Suiza). Washington ha sustituido su unilateralismo previo al 11 de septiembre por un falso multilateralismo, basado en el concepto de 'coaliciones flexibles' como la forjada con Pakistán y un grupo de guerrilleros afganos para acabar con el régimen de los talibanes, y ya había demostrado, desde que estalló la crisis social argentina, que no sentía ningún interés por organizar operaciones de rescate cuando los problemas no le afectaban directamente.

Pero se esperaba, sin embargo, que ante un público tan internacional como el del Foro, y para no excitar las protestas en las calles neoyorquinas, los representantes de Estados Unidos utilizaran un lenguaje moderado. No ha sido el caso. Ni O´Neill ni el secretario de Estado, Colin Powell, se molestaron en camuflar su mensaje: actuaremos como nos parezca oportuno.

Varios soldados llevan a un detenido en la base estadounidense de Guantánamo (Cuba) a un interrogatorio.
Varios soldados llevan a un detenido en la base estadounidense de Guantánamo (Cuba) a un interrogatorio.REUTERS
Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_