CUMBRES DE DAVOS Y PORTO ALEGRE

4.000 policías vigilan Nueva York

Antidisturbios, helicópteros y tiradores de élite se mantienen alerta ante cualquier incidente

La reunión arrancó con algunas detenciones, pero sin violencia. La primera prueba para el extraordinario despliegue policial en el centro de Nueva York fue apacible: la cadena de manifestaciones previstas en torno al Foro Económico Mundial comenzó con un desfile del movimiento espiritual chino Falun Gong. Era pronto para saber si se repetirían las batallas campales de Seattle y Génova. Miles de antidisturbios, helicópteros y tiradores de élite esperaban acontecimientos. Bajo una lluvia helada, apenas unos cientos de manifestantes del grupo disidente chino distribuyeron panfletos.

Más información

Los chinos rezaron en silencio en una de las aceras de Park Avenue, en fila y en orden tras el cordón policial que cerraba el hotel Waldorf Astoria, sede de la conferencia. Un poco más abajo, asediados por las cámaras de televisión, activistas de Amigos de la Tierra iniciaban una protesta pacífica contra el foro.

Unos 4.000 mil agentes, provistos de cascos y porras, patrullaban Manhattan desde la madrugada del miércoles. El centro de Nueva York estaba colapsado. Los neoyorquinos, acostumbrados a todo, se sorprendieron por un despliegue de seguridad tan excepcional que mereció el calificativo de 'primera función teatral' de la temporada por parte de The New York Times. Varias calles fueron cortadas al tráfico rodado y peatonal, y era imposible aproximarse a la zona de riesgo sin una acreditación electrónica.

Los helicópteros policiales sobrevolaban constantemente la zona y tiradores de élite permanecían apostados en las azoteas. La policía, preocupada por la doble amenaza de las manifestaciones violentas y los atentados terroristas, advirtió de que no permitiría el más mínimo desbordamiento.

'Espero que todo sea pacífico', reiteró ayer uno de sus responsables, Raymond Kelly. 'Es lo único que puedo decir', añadió. 'Ocurra lo que ocurra, la policía de Nueva York será capaz de hacerse cargo; es la mejor del mundo', presumió el ex alcalde Rudy Giuliani, uno de los directivos de la actual edición del Foro Económico.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Las primeras detenciones se produjeron muy temprano por la mañana. Siete miembros del grupo Act Up, fueron arrestados cuando intentaban colgar en uno de los edificios del centro de la ciudad una gigantesca bandera con el siguiente texto: 'Bush y los empresarios creen que la gente con sida puede caerse muerta'.

La alcaldía acondicionó algunos hangares en las instalaciones portuarias de Brooklyn, para el caso de que se produjeran detenciones masivas. Las protestas, que se preven especialmente intensas mañana, no tienen como único objetivo la reunión del Waldorf Astoria. También se esperan acciones contra 'símbolos de la globalización' como las cafeterías Starbucks o las tiendas de ropa Gap. 'Nuestra primera responsabilidad es la seguridad de nuestros empleados y clientes. Si la policía nos lo aconseja, cerraremos temporalmente la tienda', anunció un portavoz del mayor comercio de Gap, el situado en la Quinta Avenida, donde al cierre de esta edición un millar de personas se preparaban para manifestarse en contra de los abusos salariales y sociales en los talleres de producción de ropa del Tercer Mundo.

Las organizaciones alternativas aseguraron que no deseaban altercados con las fuerzas del orden, pero también se quejaron por el abrumador despliegue policial, que consideraron excesivo. 'A causa del 11 de septiembre, y porque nadie quiere que se produzca una nueva catástrofe, vamos a controlarnos y centrarnos en el mensaje', comentó Larry Holmes, uno de los miembros de la organización Act Now to Stop War and Racism.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 31 de enero de 2002.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50