Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

450 soldados españoles inician a partir de hoy su misión más lejana

Veinte mujeres forman parte del contingente de paz que se va a desplegar en Afganistán

Un contingente de 450 soldados españoles, entre los que hay 20 mujeres, parte desde hoy hacia Afganistán para integrarse en la fuerza internacional de pacificación (ISAF). 'Marchad con orgullo, tened presente que contáis con el aplauso y la confianza de todos los españoles y que detrás de todos vosotros están sus mejores ideales de solidaridad, libertad y así como el afecto, el aliento y la confianza de vuestro rey', señaló el rey Juan Carlos en el acto de despedida celebrado ayer en la base de Zaragoza.

Afganistán es el destino más lejano que ha cubierto el Ejército español en una misión de paz. En este momento hay unos 3.000 soldados destacados en diferentes partes del mundo en estas misiones pero ésta es especial y el Rey lo destacó así en las palabras dirigidas a los militares. 'España está inequívocamente volcada en la lucha contra el terrorismo, que es la defensa de la libertad. Sentimos y expresamos nuestra solidaridad ante las amenazas a la estabilidad y al orden internacional'.

A las siete de la mañana de hoy está previsto el despegue desde la base militar de Zaragoza de cinco aviones de transporte Hércules y un Boeing 707 en el que viajarán alrededor de un centenar de hombres y mujeres del Ejército de Tierra. Su destino es el aeropuerto de Bagram, a 40 kilómetros de la capital, Kabul. En días sucesivos partirá el resto del contingente español: zapadores de Huesca y Salamanca, especialistas en explosivos, pontoneros, ingenieros de Salamanca y de la Unidad Mecanizada de Burgos, y 90 efectivos de la Agrupación de Apoyo Logístico (AALOG) 41 de Zaragoza.

Entre las mujeres, una alférez enfermera reconoció ayer que su misión tiene riesgos pero que está preparada. Para otra militar es la primera misión internacional: 'estamos bien informadas y haremos nuestro trabajo con rigor, para eso vamos'.

El coronel Jaime Coll, jefe del contingente español, señaló que se trata de una misión de mantenimiento de la paz y la seguridad en un país en el que ha habido un conflicto, 'con lo cual el riesgo existe'. Asimismo, agregó que ante la posibilidad de que 'pueda haber algún disparo aislado', los soldados españoles llevan 'el material de protección individual' y tienen proyectadas 'las medidas de protección colectiva'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 25 de enero de 2002