Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Luz verde ambiental al trasvase del Ebro

El trasvase del Ebro tiene luz verde ambiental. El Ministerio de Medio Ambiente ha concluido un documento de 186 páginas, llamado Evaluación Estratégica del Plan Hidrológico Nacional, en el que se concluye que de todas las opciones barajadas para llevar agua al arco mediterráneo el trasvase del Ebro es la de menor impacto.

El ministro Jaume Matas señaló ayer que con este documento España se anticipa a la trasposición de una Directiva sobre Evaluación de Planes y Programas que no entrará en vigor hasta 2004. Esta evaluación había sido solicitada insistentemente por el PSOE y los ecologistas. Santiago Martín Barajas, de Ecologistas en Acción, afirma que el documento se limita a analizar el trasvase: 'Se trata de un mero trámite ante las instituciones comunitarias, no evalúa el Plan Hidrológico en su conjunto, que ya está aprobado. Llega tarde'.

El informe coincide con la valoración del proyecto incluida en la memoria del Plan Hidrológico. Dice que, ante el grave impacto ambiental y socioeconómico causado por la escasez de agua en el arco mediterráneo, el trasvase del Ebro es la opción más favorable, considerando los 'posibles efectos sobre el delta del Ebro'. Debido a la elevada presión humana en esta zona y las prácticas agrarias, la modificación de caudales en el tramo final del río 'producirá una variación poco relevante, limitándose a un incremento de la cuña salina a unos diez días al año'.

El secretario de Estado de Aguas y Costas, Pascual Fernández, puntualizó que los espacios naturales afectados por el trazado proyectado no pasan de ocho. El informe, según Fernández, permite mantener el coste inicial de las obras, sin desviaciones, porque el trazado se ajustará a la evaluación ambiental realizada y no serán necesarias compensaciones. En cuanto a las cuencas receptoras, el informe insiste en contener la demanda agraria y restringir el agua trasvasada a los actuales concesionarios.

El ministro no ha revelado quién dirigirá la sociedad estatal encargada de las obras y que está a punto de ser nombrado. Dijo que su perfil no será político y que no será consensuado con las autonomías afectadas por el trasvase.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de enero de 2002