Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:DANIEL COHN BENDIT | Presidente de Los Verdes en el Parlamento Europeo

'Aznar se pone de rodillas ante los americanos'

A sus 56 años, Daniel Cohn Bendit sigue conservando el verbo mordaz que le caracterizó en la revuelta estudiantil del Mayo Francés. Ayer, en Barcelona, arropado por Joan Saura, presidente de Iniciativa per Catalunya-Verds, y por el eurodiputado Jose María Mendiluce, el ahora presidente del grupo de Los Verdes en el Parlamento Europeo no ahorró pullas para esa Europa que no le gusta: la de los Berlusconi y los Aznar

Pregunta. Usted defendió la intervención militar en Afganistán ¿Cómo ve el trato que reciben por parte de Estados Unidos los presos de Al Quaeda en la base de Guantánamo?

Respuesta. He defendido la intervención militar y ahora debo decir, como Fischer [el ministro alemán de Asuntos Exteriores], que hay que tratar a los detenidos como prisioneros de guerra. Esperaba una actitud crítica por parte de José María Aznar en el semestre de presidencia española de la UE. Pero Aznar, al igual que Berlusconi, se pone de rodillas ante los americanos.

P. Dice el Gobierno español que su prioridad es la lucha antiterrorista

R. Sí. Estoy de acuerdo con la armonización de legislación europea, en el respeto al Estado de derecho y a los derechos de los individuos. Pero ése es el único asunto que el Gobierno ha subrayado.

P. ¿Hay que deducir de ello que ve escasas iniciativas en este semestre de presidencia española del Consejo de la UE?

R. Es que España no hace nada. Europa con el euro está en una situación nueva: hay que acelerar la armonización fiscal, social, medioambiental. Pues bien, la presidencia española está muda. Sobre la cumbre de Barcelona del mes de marzo, España también está muda. Aznar no comunica. Voy a ser malo: yo no sé si detrás de la máscara de Aznar hay una cabeza.

P. Está muy crítico con el Gobierno de Aznar.

R. Creo que la presidencia española es una catástrofe para España y para Europa. Aznar hace una lectura nacionalista egoísta de la ampliación de la Unión Europea. Y por otra parte, no reflexiona sobre la España federal, su Constitución, que reconoce nacionalidades y regiones. Para Aznar sólo existe el Gobierno central y punto.

P. Pero Los Verdes participan en ese Gobierno de izquierda plural que rige los destinos de la centralista Francia.

R. La realidad de España es distntinta de la de Francia. La española es mucho más federal y Aznar no la representa. De hecho, instrumentaliza Europa contra el federalismo español.

P. ¿Cree que la convención para el debate sobre el futuro de la UE supone una oportunidad histórica para la construcción europea?

R. Sí, porque ayudará a crear esa nueva concepción constitucional y obligará a hallar un compromiso que la prepare para los desafíos. No hay que desesperarse. La dinámica europea es compleja y fascinante. Hay que buscar un acuerdo al alza y evitar que señores como José María Aznar o Silvio Berlusconi coloquen algunas trampas.

P. Su opción política, ¿no halla demasiados impedimentos para crecer en el sur de Europa?

R. El movimiento verde en Europa está en un momento de redefinición Hay que tener paciencia. La conciencia ecológica crece a gran velocidad en España; por ejemplo, con la oposición al Plan Hidrológico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de enero de 2002