Seis israelíes muertos y más de veinte heridos en un atentado suicida contra una sala de fiestas

Un palestino, que fue abatido tras el ataque, disparó indiscriminadamente contra una familia

Seis israelíes murieron y al menos 20 resultaron heridos como consecuencia de un atentado perpetrado anoche por un activista palestino contra una sala de fiestas en Hadera, a 50 kilómetros al norte de Tel Aviv. La acción, reivindicada por las Brigadas de Al Aqsa, una facción armada vinculada al partido gubernamental de Al Fatah, supone el fin de la tregua que los movimientos radicales palestinos habían decretado unilateralmente hace tres semanas, bajo la presión de Yasir Arafat.

Más información

Ayer por la noche, mientras la Casa Blanca condenaba el "horrible atentado" y pedía a Yasir Arafat que tomase "medidas contundentes" contra los terroristas, el Gobierno de Israel acusaba una vez más del ataque a la ANP. Un portavoz del primer ministro, Ariel Sharon, aseguraba que el atentado había creado "una nueva situación", que será examinada por el Gobierno, y que tendrá una respuesta "a fin de proteger a los ciudadanos de Israel".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0017, 17 de enero de 2002.

Lo más visto en...

Top 50