Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía de París abre una investigación sobre la seguridad en el aeropuerto Charles de Gaulle

La Policía de Fronteras francesa abrió ayer una investigación para determinar las circunstancias que hicieron posible el embarque en París de un hombre que llevaba una carga de explosivo plástico en sus zapatos a bordo de un vuelo de American Airlines con destino a Miami. 'Por el momento ignoramos lo que pudo haber sucedido', se limitó a indicar un comisario de la policía fronteriza en el aeropuerto parisiense de Charles de Gaulle remitiéndose a lo que resulte de la citada investigación.

'Por lo que nos dicen sobre el tipo de explosivo, se trata de una sustancia muy difícil de detectar', añadió el comisario, que se mostró seguro de que la situación habría sido la misma en un aeropuerto estadounidense.

Los arcos detectores están preparados para captar objetos metálicos, pero es prácticamente imposible detectar sustancias explosivas de ese tipo. Sólo sería posible con la ayuda de perros especializados. El aeropuerto parisiense dispone de una decena de artificieros con perros, que de vez en cuando rastrean equipajes sospechosos, pero en ningún caso se efectúan controles sistemáticos.

En estas condiciones, el citado aeropuerto de París inspecciona normalmente los equipajes a través de aparatos de rayos X, y todos los pasajeros han de pasar por el arco detector de metales, además de mostrar sus pasaportes o tarjetas de identificación. Ayer no se apreciaba en la vetusta terminal número uno ninguna otra medida excepcional, al margen del paso frecuente de patrullas constituidas por dos soldados fuertemente armados y un policía, que se paseaban por las instalaciones aeroportuarias.

El comisario mencionado dijo también que se ignora cuál era la calidad del pasaporte, aparentemente falsificado, que fue presentado por el pasajero descubierto a bordo del vuelo de American Airlines. Tampoco hay comentario alguno por parte de las autoridades francesas ni por el personal de American Airlines sobre el motivo de que no llamase la atención un pasajero que se embarcaba para un vuelo transatlántico sin facturar equipaje alguno, punto este último que abrió una polémica en la radio y televisión de Francia durante toda la tarde de ayer.

Parte del pasaje del avión en que se produjo el incidente estaba compuesto por franceses que iban de vacaciones a Estados Unidos. El individuo que había intentado encender una cerilla llamó la atención porque en los vuelos de American Airlines se encuentra totalmente prohibido fumar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 24 de diciembre de 2001