El Ayuntamiento de Bilbao relaciona a vecinos de Zamakola con la agresión a dos toxicómanos

Ertzaintza y Policía Local investigan la autoría de 'las salvajadas' a dos usuarios de Hontza

El concejal de Seguridad Ciudadana de Bilbao, el peneuvista Juan José Olabarria, responsabilizó ayer a vecinos de Zamakola de 'fomentar' agresiones como las que en la noche del jueves y la mañana de ayer sufrieron dos toxicómanos en las inmediaciones del centro Hontza y en Bolueta (a unos tres kilómetros del centro para drogadictos sin techo), respectivamente. 'Vamos a hacer todo el esfuerzo para identificar a los agresores y ponerlos a disposición judicial', anunció con rotundidad el edil. Olabarria calificó los ataques de 'auténtica salvajada' contra personas enfermas que de otra forma estarían tiradas en la calle.

Juan Calderón, portavoz de los vecinos del barrio que se han opuesto desde el principio a la apertura del centro, rechazó ayer en declaraciones a este periódico cualquier implicación y responsabilidad de los mismos en lo sucedido.

Olabarria apuntó de manera implícita al propio Calderón al señalar que se ha inducido de forma 'un tanto subliminal' a las agresiones con 'veladas amenazas', por las recientes declaraciones del portavoz vecinal a un diario en las que señalaba que los habitantes del lugar se estaban cansando de las protestas pacíficas y podía surgir violencia.

'Son acusaciones mal intencionadas que responden a maniobras políticas. Los vecinos no tenemos nada que ver. Nos limitamos a protestar y a cantar villancicos. Yo estaba tomando café cuando vi que un ertzaina atendía a alguien, así que tendrán que saber quién ha sido el agresor. Y lo de Bolueta, es de risa', agregó Calderón.

La primera agresión se produjo a las 23.20 del jueves en las inmediaciones de Hontza, media hora antes de que se cerrase el acceso de los usuarios al centro. Aunque la mayoría de los toxicómanos acude en un autobús que les traslada desde la sede de Cáritas para evitar conflictos con los vecinos, algunos otros optan por llegar por su cuenta. Así lo hizo la víctima, un hombre, que fue agredido por varias personas que le propinaron golpes en la cabeza y en el cuerpo. Agentes de la Ertzaintza que protegían el acceso al centro acudieron al oír los gritos del atacado, lo que impidió que sufriese mayor daños, según explicó Olabarria. Los atacantes huyeron en ese momento.

El segundo incidente se registró en el barrio de Bolueta a las ocho de la mañana de ayer, una hora después del momento impuesto a los toxicómanos para abandonar el centro nocturno. Al grito de 'hombre, tú eres el de Hontza', dos individuos atacaron a un asiduo del centro. En este caso, la víctima sufrió un puñetazo en el cuello y, una vez en el suelo, recibió patadas en las costillas y el resto del cuerpo, por lo que tuvo que ser trasladado al hospital de Basurto.

'No esperábamos que pasase esto. Se han pasado de la raya. Una cosa es protestar y otra agredir a un enfermo. No vamos a tolerarlo. Puede ser que se esté alentando a algún grupo violento o a algunos del entorno y qué más quieren para poder actuar a sus anchas', agregó el edil.

Olabarria incidió en que Calderón, del que no mencionó su nombre, tendrá que pensar 'lo que está fomentando y qué tipo de persona es. Y los que están con él [tendrán que pensar] con quién van, quién es ese individuo y qué pretende, a quiénes está alentando y quiénes le siguen'.

Tras las dos agresiones, la Brigada Móvil de la Ertzaintza volverá a vigilar el acceso al centro todas las noches. La protección está actualmente a cargo de agentes de la Policía Local y patrulleros de la Ertzaintza. Además, se incrementará el dispositivo de vigilancia. Ambos cuerpos investigan la autoría de los hechos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0020, 20 de diciembre de 2001.

Lo más visto en...

Top 50