Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España acogerá a 32.079 inmigrantes en 2002, la mayoría temporeros

Aparicio recuerda a Marruecos que faltan trámites

El contingente de mano de obra no comunitaria previsto para 2002 se ha calculado en función de la demanda empresarial de empleo, lo que garantizará, según el ministro, la incorporación inmediata al puesto de trabajo de los inmigrantes y su inclusión en la Seguridad Social. La selección se efectuará en los países de origen.

La mayor parte de los empleos estables se destina al sector agrícola (53%); construcción (6.567); servicios (3.537); metalurgia (1.972); industria alimentaria (1.400) y hostelería (458). En cuanto a los temporeros, se desplazarán mayoritariamente a Lleida, Huelva, Madrid, Valencia y Almería. El Gobierno ha reservado 2.233 plazas para las empleadas de hogar, que llegarán a España con un visado de tres meses.

El ministro de Trabajo destacó que los países con los que España ya ha firmado acuerdos tendrán prioridad, y recordó que con Marruecos falta por desarrollar 'la parte administrativa' de dichos acuerdos. Esta circunstancia, enmarcada en la crisis diplomática entre España y Marruecos, no impedirá la entrada de trabajadores marroquíes, pero sí 'puede beneficiar' a los otros. Aparicio confió en resolver el problema en breve, 'ya que existe voluntad política' por ambas partes.

El Consejo de Ministros acordó también regular la central de información de riesgos de las entidades locales, que permitirá al Estado estar al corriente del endeudamiento de los entes locales; adjudicar tres tramos del AVE entre Córdoba y Málaga y poner en marcha un sistema de alerta veterinaria para afrontar las enfermedades de los animales. Entre los nombramientos, descata el de Dámaso de Lario como embajador en la República de Indonesia, y el del socialista Juan Muñoz como consejero del Banco de España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 22 de diciembre de 2001