Cuatro muertos y 50 heridos en otra 'operación de limpieza' israelí en Gaza

Cuatro palestinos (tres niños y un policía) resultaron ayer muertos en el transcurso de una nueva operación de limpieza efectuada por el Ejército israelí en la localidad de Beit Hanun, al norte de Gaza, calificada por el mando militar como un 'nido de terroristas de Hamás'. La operación se saldó además con medio centenar de heridos y más de una veintena de detenidos.

La acción de ayer de Beit Hanun se suma a otra serie de operaciones similares desencadenadas por el Gobierno de Israel desde el pasado miércoles, tras el atentado contra un autobús de colonos en el que murieron diez viajeros. A raíz de este incidente, Ariel Sharon decidió asumir la responsabilidad de la 'lucha contra el terrorismo' en el interior de los territorios palestinos de Gaza y Cisjordania peinando todos los focos de activistas. La incursión militar sobre Beit Hanun duró poco menos de 18 horas, y en la misma intervinieron 15 tanques, centenares de soldados de infantería y helicópteros de combate Apache.

Más información

Tanques contra piedras

La población trató de enfrentarse a los blindados con piedras. El intercambio provocó una serie de tiroteos, en el transcurso de los cuales murieron los tres niños de edades comprendidas entre los 13 y los 16 años. A lo largo de la operación, los soldados dinamitaron al menos diez casas, entre ellas las de un jefe local de Hamás y unas oficinas de la OLP.

Beit Hanun ha servido en los últimos meses como plataforma desde la que los grupos guerrilleros de Hamás, provenientes del campo de refugiados de Jabalia, han lanzado operaciones suicidas contra los asentimientos judíos de la zona, causando un total de seis víctimas mortales.

A la misma hora en que los tanques invadían Beit Hanun, una fuerza militar similar asaltaba el término municipal de Rafah, al sur de la banda de Gaza, junto a la frontera con Egipto. La operación de Rafah tenía dos objetivos: tratar de crear un pasillo al lado de la línea fronteriza, limpiándolo de casas y construcciones, y continuar las represalias por los repetidos ataques de los guerrilleros palestinos contra los asentamientos, sobre los que cada noche disparan obuses de mortero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 15 de diciembre de 2001.

Lo más visto en...

Top 50