Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:TOM CRUISE | Actor y productor

'Puedo comprar cualquier proyecto sin discutir'

Pocos actores son capaces de asegurar de forma contundente que su vida personal 'no está aquí para vender periódicos' cuando la foto de su torso desnudo es el reclamo publicitario de la revista Vanity Fair, con el precio impreso justo debajo de su axila, y su rostro omnipresente en los principales programas de variedades de la televisión estadounidense vendiendo su último estreno, Vanilla sky. Claro que pocos en Hollywood tienen tanto poder como Tom Cruise, a sus 39 años miembro de honor del club de los 25 millones de dólares (cerca de 5.000 millones de pesetas) por película y con una sonrisa que desarma a los críticos, derrite a sus espectadores y llena las salas. 'Puedo comprar los proyectos que quiero sin necesidad de discusiones', reconoce sin falsa modestia. En este caso, ha sido Vanilla sky, filme de Cameron Crowe inspirado en la película Abre los ojos, de Alejandro Amenábar, un director al que también ha producido Los otros. 'Son proyectos diferentes pero fruto de un mismo talento', admite galante a la hora de reconocer los méritos ajenos. Cruise también tiene galanterías para su nuevo amor, Penélope Cruz, y mucho respeto por su ex esposa, Nicole Kidman, con quien comparte la custodia de sus dos hijos tras un divorcio millonario. 'Creo que lo que ha ocurrido entre Nic y yo es algo muy personal que queda entre nosotros', advierte al que aún siga interesado en conocer más detalles de la separación del año. 'Da igual lo que los demás piensen u opinen, amigos o cualquier otra persona, se trata de algo entre nosotros dos, como sabe cualquiera que ha vivido la misma experiencia'.

'Tengo la fortuna de poder hacer las películas que quiero hacer'

'Penélope es una mujer encantadora por la que siento mucho respeto, y una actriz con talento'

Pregunta. Su fama como actor hace más difícil este deseo de intimidad.

Respuesta. Me da igual. Yo seguiré protegiendo a mi familia y a mis seres queridos y no estoy dispuesto a hablar de Nic ni de mis hijos. Si alguien está en contra, será mejor que lo supere porque son temas que no le interesan a nadie, y ha llegado el momento de seguir adelante con nuestras vidas.

P. El estreno de Vanilla sky une lo profesional y lo personal, a la vista de su romance con Penélope Cruz.

R. Primero, quiero aclarar que la relación no existía cuando estábamos rodando la película, y, segundo, dejar claro que no puedo controlar lo que la gente piensa. Tengo la fortuna de hacer las películas que hago, de disfrutar de esa posición en la que puedo hacer lo que quiero hacer y trabajo muy duro en ello. Si la gente lo que quiere es hacer dinero y vender revistas inventando cosas sobre mí, es otro tema, pero yo no voy a dejar que eso cambie mi vida personal o lo que siento por alguien.

P. En un momento de Vanilla sky se menciona que hay que conocer lo amargo para apreciar lo dulce. ¿Son estos momentos agridulces en su vida?

R. Creo que todo el mundo entiende que la vida está llena de problemas. Siempre hay cosas difíciles y otras menos, pero prefiero no vivir en el pasado. Soy realista y sé que he disfrutado momentos maravillosos con Nic, que la quiero y siempre la querré porque tenemos una familia juntos, pero sé que hay que seguir adelante. Sólo hay que ver lo que ha pasado el 11 de septiembre para ponerlo todo en perspectiva. Creo que lo que me gusta de esta película es que refleja lo que pienso de la vida. Es un personaje del que me siento muy orgulloso.

P. ¿Qué es lo que le atrajo tanto de Abre los ojos?

R. Cuando la vi por primera vez me mantuvo en el borde del asiento. Primero admiré la película como tal y luego las preguntas que planteaba, hasta el punto de empezar a pensar en lo que pasaría si la hiciéramos en inglés. Para cuando llegaron los títulos de crédito ya estaba en el teléfono diciendo: 'Compra esta película'.

P. ¿En qué se diferencian?

R. Básicamente, es la misma historia. Cameron ha querido rendir un homenaje a Abre los ojos, así que podemos decir que la historia de Vanilla sky es de Alejandro aunque el guión es de Cameron, los personajes, la música, el ritmo pertenecen a la imaginación de Cameron. Él ha querido traer la esencia de la cultura pop, su efecto en la sociedad, y abrir interrogantes sobre las consecuencias del sexo casual, de los momentos de nuestra vida que pueden cambiarla para siempre.

P. De Penélope ha dicho que es romántica y que invita, tanto en persona como en la pantalla. ¿Hay algo que haya cambiado al conocerla mejor?

R. Creo que siempre la he visto de la misma forma, una actriz con mucho talento, algo que vi desde el momento en el que la conocí y que no ha cambiado. Además, es una persona encantadora por la que siento mucho respeto.

P. Se ha especulado sobre una posible boda.

R. Se han dicho muchas cosas pero no creo que sea necesario estar casado para disfrutar de una relación. Está siendo una experiencia maravillosa y, si bien no descarto el matrimonio, no tengo ningún plan de boda. Tampoco tengo idea de tener hijos en el futuro. Quizá me case, pero desde luego no existe nada planeado.

P. También se ha hablado de su interés en esta película por las similitudes que puede tener con la filosofía de la cienciología que practica.

R. Una película es una película. Lo que sí es cierto es que se trata de una película personal, lo mismo que Nacido el 4 de julio, Rain Man o Jerry Maguire. Todos ellos son personajes muy personales. Sé que en mi vida voy a hacer muchas películas, y prefiero que sean filmes que signifiquen algo para mí, que hablen de cosas que me parezcan importantes o que tengan una conexión personal como Misión: Imposible, que supuso en mi carrera el reto de saber si podía ser productor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de diciembre de 2001