Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EVALUACIÓN DE LA SECUNDARIA

Un puzzle que encaja piezas de 32 países

Los estudios internacionales como el presentado ayer por la OCDE están elaborados según unas normas que intentan garantizar al máximo que los datos obtenidos en cada país sean homologables. Esto no es nada fácil, dada la variedad de sistemas educativos existentes. La participación de España en el estudio de la OCDE fue encargada al Instituto Nacional de Calidad y Evaluación (INCE) del Ministerio de Educación. Su director, Gerardo Muñoz, explica cómo se elaboró la muestra:

- La elección de los centros se hizo de forma aleatoria. La OCDE dio una serie de instrucciones generales sobre cómo se deben elegir, por ejemplo, según el número de alumnos.

- No se pretendía que la muestra fuera representativa de todas las comunidades autónomas, lo que es muy complicado, pero sí se eligieron centros de todas ellas.

- Los alumnos debían tener 15 años, por lo tanto intervinieron estudiantes tanto de 3º como de 4º de la ESO, e incluso alguno de 2º.

- Se eligieron entre 30 y 35 estudiantes por centro. Para escogerlos de forma aleatoria, la OCDE dio instrucciones precisas, por ejemplo, los de apellidos de la A a la C.

- Las preguntas trataban sobre cuestiones muy prácticas, lo que desconcierta a algunos alumnos que no están acostumbrados a trasladar los conocimientos teóricos a la práctica. Por lo tanto, los resultados no tienen que ver tanto con el currículo como con la manera de enseñar las materias.

- Éste es el primer estudio de una serie de tres. Los otros se harán en 2003 y 2006.

- Los estudios de la OCDE están realizados por grandes expertos y este organismo hace un control riguroso de todo lo que hace cada país. Pero los resultados no se pueden analizar de una manera rotunda, reflejan tendencias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de diciembre de 2001