Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Checa asegura que Serra no quiere un profesional para la dirección del Prado

El director explica abatido su marcha del museo, que la ministra de Cultura aceptó ayer

Triste, abatido y con cierta resignación, el director del Museo del Prado, Fernando Checa, relató ayer, en el cafe Gijón de Madrid -horas después de que la ministra de Cultura, Pilar del Castillo, aceptara su dimisión-, los motivos de su renuncia. Checa responsabilizó de su decisión a Eduardo Serra, presidente del patronato del museo, a quien acusa de querer para la dirección del centro un responsable 'cuyo elemento base no sea el conocimiento de la historia del arte y de los museos'. 'Me hubiese gustado continuar con el proceso de sacar al museo del atolladero', dijo Checa.

El todavía director del Prado decidió renunciar a su puesto debido a serias discrepancias con el presidente del patronato de la pinacoteca, Eduardo Serra. 'Cada vez iba asumiendo más competencias que no le correspondían', señaló ayer Checa. 'Serra llevaba a veces la relación con los conservadores del museo sin mi conocimiento y asumía las funciones de prensa y la relación con otros museos del mundo'. 'No es posible una dirección de un museo en la que el director no sea una persona del mundo de la cultura, cosa que no es necesaria que se dé en la figura del presidente del patronato', dijo Checa.

'No quiero hablar en términos despectivos, ni de humillación', decía Checa apesadumbrado en un sillón de terciopelo rojo del cafe Gijón de Madrid -desde el lunes 26 de noviembre carece de despacho en el Prado- cuando se refería al proceso que le ha llevado a renunciar al puesto más codiciado por un historiador del arte en España. Eludía las referencias personales al presidente del patronato del museo pero le acusaba de haber tomado y acordado cuestiones profesionales sin contar con él. Decisiones que, tal y como todavía está el organigrama del museo, corresponden al director. 'La ocupación del despacho fue la gota que colmó el vaso, pero a lo largo de los últimos meses el presidente del patronato se ha arrogado competencias que no le correspondían', sentenció Checa.

La ministra de Cultura, Pilar del Castillo, no dudó en aceptar ayer la dimisión de su cargo del director del Museo Nacional del Prado, Fernando Checa. Aceptó la renuncia, en una breve reunión que mantuvo con él durante la mañana, sin tener todavía cerrado el acuerdo con la persona que se va a encargar de la dirección de la mayor pinacoteca de España. 'No es un tema prioritario la sustitución. Es importante, pero es mejor hacer las cosas de forma pausada', indicó un portavoz del ministerio. Será el Consejo de Ministros el que acuerde el próximo viernes el cese y el que se encargue de nombrar al nuevo responsable del Prado. Pilar del Castillo agradeció a Fernando Checa los cinco años y medio que ha estado al frente de ese museo.

Silencio de Serra

Serra se negó ayer a hacer cualquier valoración sobre el tema y remitió a unas recientes declaraciones en las que decía que había perdido la confianza en el director. En dichas declaraciones, Eduardo Serra afirmó: 'Quiero un director que dirija el Prado al que se pueda proteger y ayudar desde el patronato'.

Checa lamentó que el presidente del patronato en ningún momento se haya reunido con él para comunicarle sus discrepancias. Sin embargo, parece evidente que no confiaba en Checa cuando adoptaba decisiones de las que se enteraba el director una vez que se habían producido. Con cierto resentimiento por estas manifestaciones, Checa dijo: 'Poseo las características de tipo profesional, como catedrático de Historia del Arte, para ejercer las labores que hace cinco años y medio me encomendaron. Condiciones que considero irrenunciables'. Sin citar explícitamente a Serra, dijo que 'un museo, y mucho más el Prado, debe gobernarse por personas capacitadas para hacerlo, y esos somos los profesionales de la Historia del Arte'. Según Checa, este tema ha sido uno de los puntos de fricción entre ambos. 'Lo que pretende el presidente del patronato es colocar al frente del Museo del Prado un perfil de persona cuyo elemento base no sea el conocimiento de la historia del arte o de los museos'.

Los trámites a seguir para el nombramiento del nuevo director corresponden a la ministra de Cultura, que propondrá al Consejo de Ministros un candidato. Sin embargo, todavía no ha logrado cerrar un acuerdo al respecto. Cuando el Consejo acepte la propuesta, será el pleno del patronato el que dé su opinión.

Entre los candidatos con mayores posibilidades para asumir el puesto se encuentra el actual director del Museo de Bellas Artes de Bilbao, Miguel Zugaza. Ayer, Zugaza se encontraba trabajando en el museo y fuentes de su entorno profesional apuntaron que 'no ha tomado ninguna decisión al respecto. Su respuesta está en el aire'.

Fernando Checa volverá, tras la publicación de su cese en el Boletín Oficial del Estado, a su cátedra de Historia del Arte en la Universidad Complutense de Madrid, donde ha dado clases durante 20 años.

'Este museo debe ser una cuestión de Estado'

'El Museo del Prado es un bien nacional y nunca debe ser tratado como un asunto de Gobierno, sino de Estado'. Esta convicción de Fernando Checa sobre la pinacoteca fue la que le llevó a pedir ayer que se conserve a ultranza el pacto parlamentario PP-PSOE para el futuro de este museo nacional. Dicho acuerdo -sus-crito en 1995 entre ambas formaciones políticas- 'ha resuelto muchos problemas y ha posibilitado poner en marcha el plan museográfico', considera Checa; un plan que afecta a la ordenación de las salas, a las plantas del edificio Villanueva y a la ampliación de la pinacoteca en el lugar del claustro de la iglesia de los Jerónimos, según el proyecto diseñado por el arquitecto Rafael Moneo. La secretaria de Educación y Cultura del PSOE, Carme Chacón, arremetió ayer, en declaraciones a Efe, contra la ministra de Cultura y dijo que a Pilar del Castillo 'ni le gusta la cultura ni se dedica a ella, y está permitiendo una crisis interna que ya empieza a ser estructural en el museo. Está demostrando que no es la persona más capacitada para estar al frente del Ministerio de Educación y Cultura'. Chacón cree que Pilar del Castillo es incapaz de gestionar el departamento y que el PSOE ha sido el primero en buscar un consenso. 'Le dijimos a Eduardo Serra que los planes de cambio radical de naturaleza jurídica no eran pertinentes para el Museo del Prado porque ponían sobre la mesa la mercantilización del mismo. Nos reunimos con el Ministerio de Cultura para proponer una serie de mejoras para el Prado que queríamos consensuar con el Gobierno. Llevamos tres meses esperando y todavía no hemos obtenido ninguna respuesta'. Para Chacón, 'el PP debe tomarse en serio el Prado y Pilar del Castillo habrá de dedicarse a gestionar el departamento de Cultura, porque gracias a su dejación le están saliendo reinos de taifas y ha conseguido que esté en crisis una de las mejores pinacotecas del mundo'. La secretaria de Educación y Cultura del PSOE dijo que su partido pedirá explicaciones sobre este tema en el Parlamento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de diciembre de 2001

Más información