Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La crisis de Enron se extiende a Europa al suspender pagos su filial en Londres

La inminente bancarrota del 'gigante eléctrico' amenaza con ser la mayor de la historia

La crisis de la compañía eléctrica estadounidense Enron, que está a las puertas de convertirse en la mayor bancarrota de la historia, llega a Europa. La filial europea, con sede en Londres, presentó suspensión de pagos y PricewaterhouseCoopers recibió el encargo de gestionar la empresa. La crisis tendrá en Europa consecuencias laborales (se anuncian despidos), cotidianas (sólo garantiza hasta hoy sus compromisos de suministro eléctrico) y políticas, al poner en jaque la liberalización del sector. Para evitar lo peor, la filial europea ya ha empezado a buscar la ayuda de los bancos.

 

Enron, hasta el miércoles una de las mayores eléctricas de EE UU con cerca de una cuarta parte del mercado, se derrumbó al romperse el acuerdo al que había llegado hace un mes con su rival Dynegy, que iba a pagar 8.400 millones de dólares por la compañía, además de hacerse cargo de sus abultadas deudas, que ascienden a 13.000 millones de dólares. La crisis de Enron, propietaria de activos por 62.000 millones de dólares, puede convertirse en la mayor bancarrota de una sola empresa, superior a la sufrida por la petrolera Texaco en 1987. Y amenaza incluso la estabilidad del dólar, según algunos expertos.

 

Sus consecuencias llegaron ayer mismo a Europa. Su filial en el continente se apresuró a buscar el apoyo de las entidades de crédito para evitar ser arrastrada por su matriz. Enron domina en torno al 20% del mercado eléctrico europeo en una extraña combinación de innovadora empresa financiera y productor clásico. Un modelo alabado durante años y puesto en la picota en unas pocas semanas. La compañía nombró ayer a la consultora PricewaterhouseCoopers administrador y decidió separar su actividad de la matriz americana en un intento de proteger sus intereses en Europa. Un portavoz de Enron confirmó a la agencia Reuters que "efectivamente, Londres está actuando de manera separada" y ha dejado de recibir liquidez de la matriz.

 

Pérdida de empleos

 

Un portavoz del nuevo administrador en Europa afirmó que la pérdida de empleos es "inevitable". La compañía emplea a 21.000 trabajadores en 40 países, de los que alrededor de una cuarta parte están en Europa.

 

El colapso de Enron va a poner al descubierto un fenomenal enredo de ingeniería financiera que ha permitido compatibilizar durante años un extraordinario agujerosecreto con la imagen de Enron como una de las firmas más innovadoras del mundo, capaz de revolucionar una conservadora eléctrica inventando la energía financiera virtual. Tan virtual que una buena parte de los beneficios declarados no existían. Las acciones de Enron, que en agosto valían 85 dólares, se vendían ayer a 34 centavos.

 

Pero ayer, las preocupaciones eran aún algo más cercanas al pan nuestro de cada día. "Enron nos ha dicho que sólo garantiza el suministro para mañana, pero no para el día siguiente", declaró ayer a Reuters un operador de una firma eléctrica franco-alemana. "Están operando en términos de día a día", dijo.

 

Como en toda suspensión de pagos, ayer empezaron a circular listas de empresas agraviadas. JP Morgan Chase encabezaría el rankingcon una deuda total de 900 millones de dólares, de los que 500 no estarían asegurados. Le seguiría Citigroup con entre 700 y 800, de los que la mitad no estarían asegurados. Y el banco holandés ABN Amro, que tiene un paquete en un crédito de 3.000 millones de dólares. Crédit Lyonnais afirmó que tiene comprometidos 250 millones de dólares, la mitad sin asegurar. Barclays negó tener créditos por 570 millones. "Estamos en una posición muy confortable", declaró un portavoz sin citar cifras.

 

La crisis, que se añade a la que sufrió recientemente California, puede poner en jaque la apertura del mercado de la Unión Europea al sector privado, afirmaban ayer algunos expertos, ya minada por la negativa de Francia a perder el control público de un sector estratégico. El hundimiento de la compañía norteamericana y sus enormes repercusiones en Europa van a reforzar los argumentos de París de que la energía es un sector estratégico, un servicio público esencial, y por lo tanto tiene que seguir estando bajo directo control del Gobierno. La liberalización energética es uno de los platos fuertes del menú que prepara el Gobierno de José María Aznar para cebar de contenido concreto el Consejo Europeo de primavera, que se celebrará en Barcelona bajo la presidencia española de la Unión Europea.

 

Mercado virtual

 

No sólo los bancos se verán perjudicados por el colapso de Enron. Uno de los negocios más conocidos de la compañía, el que le valió en su día situarse como una empresa tradicional al frente de la moda de Internet, también peligra. Se trata de un mercado virtual a través del cual Enron compraba y vendía electricidad desde noviembre de 1999 a través de Internet: EnronOnline. Esta iniciativa le valió ocupar el puesto número siete de las empresas más prestigiosas de la revista estadounidense Fortune.

 

Ahora amenaza con arrastrar a sus socios en este mercado. La estodunidense American Electric Power y las europeas Centrica y RWE, que negociaban a través de EnronOnline, están expuestas a pérdidas de millones de dólares, según indicaron las compañías. Tanto las compañías eléctricas españolas como Repsol -el mercado también negociaba con gas- aseguraron ayer que no participaban en este mercado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de noviembre de 2001