Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carmen Linares y Mauricio Sotelo obtienen el Nacional de Música de interpretación y composición

La cantaora lo consigue por su 'dedicación al flamenco' y el autor por su 'fuerza y poesía'

Son dos premios unidos en muchos sentidos. No sólo Carmen Linares es madrina de bodas de Mauricio Sotelo (Madrid, 1961). Él la ha utilizado como intérprete para algunas de sus obras. El autor ha conseguido el Premio Nacional de Música en el apartado de composición, según reza el acta del jurado, 'por la fuerza y poesía de su trabajo', y también 'por su integración con otras manifestaciones artísticas y literarias'. Linares, que recibió ayer la noticia en Marruecos, lo logró como intérprete por 'su dedicación y aportaciones a un flamenco de alto contenido y calidad'.

Carmen Linares recibía llamadas en su hotel de Casablanca, donde se encontraba de gira después de haber cantado en otras ciudades marroquíes como Tánger, Rabat y Tetuán. 'Me he alegrado muchísimo por el premio. Creo que soy la primera cantaora que lo recibe y estoy orgullosa de formar parte de una lista en la que también están Enrique Morente, Paco de Lucía o Manolo Sanlúcar', aseguró.

Linares, a la que el jurado también reconoció ayer 'una permanente actividad de amplios horizontes interpretativos', se mostró encantada de poder llevar el nombre del flamenco muy alto gracias al galardón. 'Lo que más me emociona es lo que esto representa para el flamenco, una música que, aunque hoy no sea a lo mejor el día más indicado para decirlo por mi parte, está un poco necesitada de apoyo institucional'.

Sotelo tuvo que despegarse ayer de su trabajo como creador, centrado en la ópera Bruno o el teatro de la memoria, en la que lleva trabajando siete años y cuyo estreno está previsto para 2005. Las felicitaciones por un galardón dotado con cinco millones de pesetas no le apartaron de las felicitaciones. 'Lo que más me gusta este año es haber coincidido con Carmen y con José Ángel Valente, a quien se le otorgó a título póstumo el Nacional de Poesía'. La coincidencia de los tres es algo más cercano a los astros. Valente, junto a textos de Giordano Bruno, es autor del libreto de la ópera que compone Sotelo, creador muy influido por el flamenco, y a Valente le ha cantado Linares en obras compuestas por el madrileño, como In pace, estrenada en 1996. 'Cuando José Ángel escuchaba sus poemas en la voz de Carmen, lloraba', dijo ayer Sotelo.

Los tres han tenido una colaboración muy estrecha y largas conversaciones. Sobre todo, Sotelo y Valente, que, para pergeñar la ópera todavía no acabada de ambos y que trata sobre la memoria, la música, la palabra y el silencio, emplearon horas de conversación. La última obra de Sotelo, estrenada el mes pasado en Madrid, fue Si después de morir... In memoriam José Ángel Valente.

El jurado que otorgó los premios estaba compuesto por el director del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música, Andrés Amorós; la subdirectora general de Música y Danza, Elena Martín-Asín; el compositor Carmelo Bernaola; el director del Centro para la difusión de la Música Contemporánea, Jorge Fernández Guerra; el director técnico de la Orquesta Nacional, Félix Palomero, y los premiados en la pasada edición, Manolo Sanlúcar y José Manuel López López.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de noviembre de 2001