Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rechazo general a una tasa que el sector cobrará a los consumidores

El nuevo impuesto sobre carburantes, que aumentará el precio del litro de gasolina entre 4 y 5,6 pesetas, generó ayer reacciones de rechazo entre los consumidores, los sindicatos y las empresas del sector.José María Mújica, director de la Organización de Consumidores y Usuarios, y Jorge Hinojosa, secretario general de la Unión de Consumidores de España, criticaron que el Gobierno vincule la cuantía de los recursos destinados a la sanidad con la venta de gasolinas y el carácter indirecto de la tasa.

'Los servicios fundamentales del Estado, como la sanidad, deben financiarse con impuestos sobre la renta de las personas y no sobre el consumo. Socialmente, este impuesto es injusto', lamentó Hinojosa. Por su parte, José María Mújica calificó de 'demencial' y 'aberrante' la nueva tasa.

Las asociaciones profesionales coincidieron en su oposición a la tasa. La Confederación de Cooperativas Agrarias calificó de 'nuevo y duro golpe' para los agricultores la subida del precio del gasóleo agrícola y cuantificó el coste para el sector en 20.000 millones de pesetas. UGT recordó que el 98% de los taxistas, camioneros y conductores de autobús son autónomos y que este impuesto 'castiga seriamente' a ese colectivo. El secretario de Organización de CC OO, Rodolfo Benito, calificó la medida de 'profundamente errónea y absolutamente injustificable'. En términos parecidos se expresaron las patronales del transporte en carretera, Fenadismer y Conetrans, y la Asociación Gremial del Taxi.

La Asociación de Operadores de Petróleo, que agrupa a las 11 grandes empresas del sector, con una cuota de mercado del 90%, lamentó que los derivados petrolíferos 'reciban esta carga tributaria cuando ya son los productos más castigados por los impuestos', según Álvaro Mazarrosa, director general de la AOP. Éste añadió que 'es imposible que las operadoras asuman el nuevo impuesto, con lo que serán los consumidores quienes lo paguen'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de noviembre de 2001