Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas mantiene el calendario para dar luz verde

La Comisión Europea sigue manteniendo la agenda sin cambios. Bruselas espera adoptar en la reunión del próximo miércoles una decisión definitiva sobre la fusión entre las compañías Aceralia, Usinor y Arbet, que, en principio, se espera favorable porque se han resuelto todas las dudas que planteaba la operación en términos de competencia.

El regulador europeo asegura que la propuesta que presentaron las empresas en su día 'de momento no ha sido modificada' en términos de su estructura industrial y, por lo tanto, siguen siendo válidas las conclusiones a las que han llegado los servicios del comisario de Competencia, Mario Monti, tras las desinversiones propuestas.

Bruselas planteó en el pasado mes de julio serios problemas a la fusión en dos segmentos concretos de producción -productos planos y galvanizados- y también en la estructura de distribución de los productos siderúrgicos de Usinor en varios países, en concreto España, Portugal y Francia, al estar muy verticalizada.

La nueva entidad que surgiera de la fusión, Newco Steel, podría llegar a controlar en estos productos de acero hasta el 70% del mercado europeo. Los responsables de los servicios de la Competencia aseguran que se han presentado concesiones que resuelven los problemas suscitados en su momento y el test de mercado ha sido positivo en ese sentido.

La operación ha levantado las susceptibilidades de los Gobiernos británico y alemán, ya que con la fusión se creará la mayor compañía mundial en el sector siderúrgico al desbancar a Nipón Steel, ya que Newco doblará el tamaño de sus competidores más inmediatos, Corus (20 millones de toneladas) y Thyssen Krupp (18 millones de toneladas).

La idea inicial es que los accionistas de Aceralia se hagan con el 20,1% de Newco; los de Arbed poseerán en torno al 23,4%, y los accionistas de Usinor, el 56,5%. Lo relevante para que la decisión de Bruselas sea modificada, así como el calendario, es que al final se produzca un cambio significativo en la estructura industrial de la nueva entidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de noviembre de 2001