Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanidad rebasa el gasto anual del plan de choque en 600 millones sólo en seis meses

El dinero que la Consejería de Sanidad destina al Plan de Choque -el desvío de pacientes de la red pública a la privada para acortar las listas de espera- sigue creciendo. En los seis primeros meses del año, el departamento que dirige Serafín Castellano ya había gastado de largo el presupuesto con el que contaba para hacer frente a esta partida. De los 1.000 consignados, en julio ya se habían gastado 1.653, como admite Sanidad en una respuesta parlamentaria.Por provincias, Sanidad ha gastado en intervenciones a pacientes de la red pública practicadas en clínicas privadas 1.008 millones de pesetas en Valencia y otros 644 millones en Alicante, de acuerdo a una respuesta parlamentaria remitida a la diputada socialista María José Mendoza.

El crecimiento del gasto destinado al Plan de Choque responde a una tendencia que se mantiene desde que en 1996 el Consell popular ideara esta medida para combatir las esperas que sufren numerosos pacientes antes de acceder a un quirófano. Los 1.859 millones de pesetas gastados en 1996 subieron a 1.452 millones en 1997, a 2.739 en 1998, bajaron ligeramente a 2.559 el año 1999 y repuntaron hasta situarse en 2.805 millones de pesetas el año pasado, una suma casi tres veces superior al gasto inicialmente previsto. En todos ellos se sobrepasó el presupuesto consignado que, invariablemente ha sido de 1.000 millones de pesetas hasta el próximo año.

En los gastos del Consell del año que viene, el dinero presupuestado inicialmente para hacer frente a las intervenciones del plan de choque subirá un 50% y se situará en 1.500 millones de pesetas. Este aumento coincide con declaraciones de dirigentes populares que han avalado la colaboración con la sanidad privada. En el pasado debate sobre el estado de la Comunidad, Eduardo Zaplana adelantó su intención de otorgar rango de ley al programa del plan de choque. Unos meses después, en la comisión destinada a presentar los presupuestos en sanidad, el titular del departamento, Serafín Castellano, anunció que mantendrá la colaboración con la sanidad privada después de los 'magníficos resultados' cosechados. De forma concreta, Castellano alabó los frutos obtenidos de la colaboración con el sector privado en campos como el del hospital de Alzira -un centro público gestionado de forma privada-, el concierto de las resonancias -que permite la entrada de equipos privados en hospitales públicos- o el plan de choque.

Por otra parte, Sanidad anunció ayer que invertirá cerca de 100 millones en personal sanitario para poder utilizar el pabellón de medicina interna del Hospital Militar de Valencia, los quirófanos y la unidad de cuidados intensivos. Estas colaboraciones son fruto del acuerdo que se tomó ayer entre la consejería y el Ministerio de Defensa y que se pondrán en marcha a partir de enero del próximo año. El consejero de Sanidad, Serafín castellano, junto con el inspector general de Sanidad del ministerio de Defensa, el general Arturo Ortiz, explicaron que los acuerdos se enmarcan en el convenio que se firmó con el Ministerio de Defensa en abril del año 1999.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de noviembre de 2001