Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La deuda crecerá en 21.000 millones

Homs afirma que los 1,5 billones de endeudamiento son "sostenibles"

El endeudamiento crecerá 21.000 millones de pesetas (126,21 millones de euros) en los presupuestos de 2002. La deuda acumulada se sitúa en 1,5 billones de pesetas (9.015,18 millones de euros) y su peso respecto al PIB catalán bajará del 7,8% al 7,5% con relación al PIB (producto interior bruto). El consejero de Economía, Francesc Homs, recordó que en los Presupuestos Generales del Estado el endeudamiento supone el 58% del PIB español y contrapuso que el peso del endeudamiento sobre las cuentas públicas catalanas 'es perfectamente sostenible'.

La carga financiera de la deuda, que incluye devolución de capital e intereses, aumenta el 11,9%, mientras que el coste disminuye el 3,4% gracias a la bajada de los tipos de interés.

La Generalitat contribuirá con 19.390 millones de pesetas al sostenimiento de la Corporación Catalana de Radio y Televisió (CCRTV), que tiene previsto un presupuesto de 404,9 millones de euros (67.370 millones de pesetas), nutrido principalmente con ingresos propios. Homs justificó esta aportación por el papel que desempeñan las cadenas de televisión y radio públicas en el desarrollo del catalán, aunque admitió que ese presupuesto es ligeramente inferior al del Departamento de Interior, el doble que el de Cultura y Trabajo, y 10 veces mayor que el de Economía y Finanzas.

El presupuesto consolidado de la Generalitat asciende a 2,813 billones de pesetas, si se incluye a las empresas públicas y a 2,501 billones (15.036,5 millones de euros) si se limita a la Generalitat.

Según Homs, el incremento previsto en los presupuestos, que supera en 234.233 millones de pesetas al de 2001, supone 1,1 puntos del PIB catalán, lo que, en su opinión, influirá de manera positiva en el incremento de la inversión y el consumo, factores que serán los motores del crecimiento de la economía catalana en el año 2002.

El 60% del incremento presupuestario está dedicado a las áreas de sanidad (66.000 millones), enseñanza, bienestar social, justicia y trabajo, que suman un total de 1,4 billones de pesetas, lo que llevó a Homs a decir que 'difícilmente la izquierda hubiera podido hacer unos presupuestos más sociales'.

Sanidad, Enseñanza, Obras Públicas y Universidades, y Sociedad de la Información son los departamentos que dispondrán de más fondos. Homs recordó que una de las prioridades de estos presupuestos es el apoyo a la familia, cuyas ayudas directas alcanzarán la cifra de 40.000 millones de pesetas, aunque en este cómputo se incluye, por ejemplo, el 'acceso a las telecomunicaciones del mundo rural'.

La reforma de la financiación autonómica aportará a las arcas catalanas 86.000 millones (516,8 millones de euros) adicionales, de los que proviene el esfuerzo inversor en apoyo de las familias, según Homs.

Por departamentos, Presidencia aumentará el 13,1%; Gobernación, el 21,8%; Economía, el 9,2%; Enseñanza, el 8,5%; Cultura, el 17,1%; Sanidad, el 9,3%; Política Territorial, el 14,3%; Agricultura, el 12,3%; Trabajo, el 9,1%; Justicia, el 16,8%; Industria, el 25,2%; Bienestar Social, el 34,2%; Medio Ambiente, el 33,7%; Interior, el 12,2%, y Universidades, el 9,8%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de noviembre de 2001