Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aluvión de críticas a De España por sus declaraciones sobre el Segura

Las polémicas declaraciones vertidas el miércoles por el presidente de la Diputación de Alicante, Julio de España, sobre el estado de salubridad del río Segura, acarrearon ayer la reacción unánime de los grupos de la oposición, formaciones políticas locales y colectivos ecologistas. En sus controvertidas manifestaciones, De España no solamente aseguró que el Segura no entraña ningún riesgo de salud para las personas porque en sus aguas 'no se baña nadie'; sino que acusó a las organizaciones ecologistas Amigos de los Humedales del Sur y Pro Río de 'crear alarma y meter cizaña' con respecto al estado del cauce. Ante el aluvión de críticas, Julio de España aprovechó ayer el pleno de la Diputación para suavizar sus afirmaciones. De esta forma, De España subrayó: 'No aconsejo a ningún ciudadano ni a mí mismo bañarme en el río'.

Ante esta denuncia, la respuesta ayer del colectivo Amigos de los Humedales del Sur de Alicante (AHSA) no se hizo esperar y fue contundente. Lo que sí es motivo de alarma social es la actuación del presidente provincial que 'trata de ignorar, y de hacer ignorar a la sociedad, un problema que es completamente real y frente al que tiene la obligación de reaccionar desde el organismo público que preside', afirmaron mediante un comunicado. La organización ecologista ironizó sobre la falta de credibilidad que Julio de España le atribuye al recordar su 'célebre promesa de bañarse en el Segura el pasado año'. 'Una promesa', añadieron, 'evidentemente incumplida ante la persistencia e incluso el agravamiento de la contaminación del río'.

Insulto al pueblo

Miguel Ángel Robles y José Esquiva, concejales del Centro Liberal (CL) del Ayuntamiento de Orihuela (La Vega Baja), lamentaron las afirmaciones del presidente de la Diputación y del PP en la provincia que cuestionaban la credibilidad de los colectivos ecologistas. 'La mayoría de los oriolanos se fían más de Pro Río que de Julio de España en materia del río Segura', enfatizaron. Para estos ediles, las consideraciones del presidente provincial 'demuestran su incapacidad de cumplir la labor encomendada y suponen un insulto sin precedentes a la mayoría del pueblo de Orihuela'.

El portavoz del PSPV en la Corporación de Alicante, Francisco García Gelardo, acusó al PP del 'crecimiento del deterioro del río al incumplir los plazos de ejecución de las infraestructuras de saneamiento previstas'. En opinión de Gelardo, 'De España está en una dinámica que no coincide con la de la sociedad de la Vega Baja'. 'Al presidente de la Diputación', prosiguió el portavoz socialista, 'le molesta que alguien reivindique las cuestiones relativas al saneamiento del cauce'.García Gelardo aseguró que no se contribuye a resolver la situación del río 'con un enfrentamiento con los movimientos cívicos'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de noviembre de 2001