Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mohamed VI pide apoyo para el plan de autonomía para el Sáhara

El rey no se refirió a la crisis con España en un discurso al país

Mohamed VI hizo ayer un llamamiento a favor del plan del ex secretario de Estado norteamericano James Baker, que prevé conceder una autonomía al Sáhara Occidental administrado por Marruecos desde 1975. El monarca pronunció ayer un discurso, retransmitido a través de la radio y de la televisión, con motivo del 26º aniversario de la Marcha Verde, que permitió a Marruecos adueñarse de la colonia española. El joven rey efectuó la semana pasada su primera visita a ese territorio.

El soberano dirigió un llamamiento a 'todas las partes concernidas para que muestren un espíritu positivo de cara al proyecto de acuerdo-marco respaldado por la comunidad internacional y que ha sido propuesto, con toda su responsabilidad, por James Baker', representante para el Sáhara Occidental de Kofi Annan, secretario general de la ONU.

A finales de junio, el Consejo de Seguridad de la ONU aceptó aparcar provisionalmente el plan de arreglo, que preveía un referéndum de autodeterminación, para que Baker pueda examinar la posibilidad de sacar adelante su plan alternativo sobre la autonomía del Sáhara. El plan fue rechazado en agosto por Argelia y por el Frente Polisario.

El monarca calificó de 'inaplicable' el plan de arreglo y su consiguiente referéndum 'a causa de las trabas erigidas artificialmente por los enemigos de nuestra integridad territorial'. Para superar este bloqueo Marruecos, añadió el rey, 'ha aceptado una solución política [acuerdo marco] en la medida en que garantiza nuestra integridad territorial'.

Rabat reprocha a España -y es uno de los motivos de la actual crisis entre los dos países- su negativa a secundar el acuerdo marco de autonomía. La diplomacia española se atiene a la posición del Consejo de Seguridad, que no ha dado por finiquitado el referéndum, mientras la de Francia, el primer socio de Marruecos, pone especial énfasis en la autonomía. El rey no hizo ninguna alusión a la tirantez con España.

Mohamed VI anunció además su determinación a 'consolidar la regionalización', es decir, un mayor grado de autonomía para las diversas provincias del reino hoy en día muy centralizado. Este proceso deberá empezar, precisó, 'por las regiones del sur (Sáhara) y del norte (Rif) para que tenga en cuenta sus especificidades respectivas (...)'. Es la primera vez que el jefe de Estado marroquí coloca en un mismo plano de igualdad los 'particularismos' del Sáhara y los del antiguo protectorado español del norte de Marruecos.

[En Bruselas, el ministro español de Asuntos Exteriores, Josep Piqué, siguió empeñado ayer en quitar hierro al contencioso con Marruecos instando a desarrollar un 'diálogo sin falsos agravios', según informa Bosco Esteruelas. Coincidió con su homólogo marroquí, Mohamed Benaissa, pero no trataron ningún tema de fondo.

Preguntado por la prensa marroquí sobre los temas que evocaría si llegase a encontrarse con Piqué, Benaissa declaró: 'Reiteraré todo lo que dije ante la Cámara de Representantes (...)' el miércoles pasado cuando leyó un catálogo de agravios españoles contra Marruecos.]

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de noviembre de 2001