Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COMUNICACIÓN

Seis emisoras de los Rato con 26.000 oyentes recibieron 40 millones de Repsol en publicidad

La petrolera está presidida por Alfonso Cortina, nombrado por Rato antes de su privatización

Las seis emisoras de Muinmo, la cadena de radio de la familia Rato, han recibido este año 40 millones de pesetas en contratos publicitarios de Repsol, el 6,66% de los 600 millones que la petrolera ha destinado este año a inversión publicitaria en radio. La audiencia total de las seis emisoras, 26.000 oyentes según el Estudio General de Medios, representa menos del 0,14% de la audiencia de la radio en España (18 millones). Como ejemplo ilustrativo, Repsol facturará en el mismo periodo 67 millones a la SER, que cuenta con casi 200 emisoras y más de 10 millones de oyentes.

Muinmo es una sociedad limitada propiedad del vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía, Rodrigo Rato, y de sus dos hermanos, Ramón y María Ángeles, que absorbió a Rueda de Emisoras Rato en marzo de este año tras disolverse esta sociedad. En total tiene concedidas siete emisoras, aunque una de ellas, la de San Fernando de Henares (Madrid), la tiene alquilada a Radio Intereconomía. De las seis restantes, cinco están ubicadas en Mallorca y una en Getafe (Madrid). La emisora de San Fernando y las de las localidades de Alaior y Alcudia fueron concedidas por Gobiernos del PP. En el caso de las dos mallorquinas, la adjudicación se produjo pocos meses antes de que acabara el mandato de Jaume Matas (actual ministro de Medio Ambiente) como presidente de Baleares.

Muinmo atraviesa una situación financiera muy delicada. Esta empresa recibió un crédito de 525 millones de pesetas del Honk Kong and Shanghai Banking Corporation (HSBC) en diciembre de 2000, pese a afrontar unas deudas de 545 millones de pesetas y unas pérdidas de 129 millones en el ejercicio de 1999, el último del que hay constancia en el registro.

Se desconocen las garantías que aportó Muinmo para avalar el préstamo, excepto las del patrimonio personal de los hermanos Rato. Según declaró el vicepresidente en la comisión de investigación de Gescartera, el riesgo de este crédito fue 'reasignado' por HSBC a su central de Londres. El pasado 5 de octubre, cuando se conoció la existencia de dicho crédito, Rato aseguró, en referencia a las empresas de su familia: 'Yo no entro en la gestión'.

La última oleada del Estudio General de Medios (EGM) concede a las seis emisoras que explota Muinmo una audiencia de 26.000 oyentes, de los que 11.000 corresponden a la de Getafe (Madrid). El resto de audiencia se distribuye de la siguiente manera: Radio Balear de Alaior, 1.000 oyentes; Radio Balear de Alcudia, 2.000; Radio Balear de Inca (musical), 8.000; Radio Balear de Manacor, 2.000, y Radio Balear de Palma, 2.000.

Audiencias

En las mismas áreas (Baleares y zona sur de Madrid) la cadena SER cuenta con ocho emisoras y un total de 136.000 oyentes (114.000 en Baleares); Onda Cero tiene otras ocho y 66.000 oyentes (la mitad en las islas), y la Cope posee siete emisoras con 64.000 oyentes (53.000 en el archipiélago). Pero la audiencia no parece ser la condición determinante para el reparto de contratos publicitarios en este caso. De los 67 millones adjudicados a la cadena SER, sólo 181.000 pesetas corresponden a las emisiones locales de Baleares. La cadena Rato ya recibió 26 millones de Repsol en 1998, cuando sólo tenía cuatro emisoras, tres en Baleares y una en Getafe.

Repsol justifica este trato preferente a las emisoras de los Rato por el deterioro que la imagen de la compañía petrolera ha sufrido en las islas, donde existe una fuerte conciencia sobre la defensa del medio ambiente y un rechazo a las empresas contaminantes.

Por ello, Repsol se prestó a colaborar con el Gobierno autónomo en la instauración del impuesto ecológico. En ese contexto se enmarca, según la compañía, el patrocinio al programa Naturaleza balear, que emiten al alimón Radio Balear Palma, Radio Balear Inca y Radio Balear Manacor, las tres emisoras más veteranas. Repsol patrocina también en esta cadena la información meteorológica y la de tráfico, e incluye cuñas sobre el Campeonato Mundial de Velocidad de Motociclismo. Llamativamente, Repsol eligió para estas campañas a las emisoras con menor audiencia en Baleares.

El grupo Repsol está presidido por Alfonso Cortina desde 1996, año en el que, tras la llegada del Partido Popular al Gobierno, fue propuesto por Rodrigo Rato para sustituir a Óscar Fanjul. Con Cortina, que mantiene de antiguo una estrecha amistad con el vicepresidente Rato, Repsol se ha convertido en la primera empresa española por beneficios, puesto que se disputa con Telefónica. Esta última compañía también invierte en las emisoras de la familia Rato. Fuentes internas de Muinmo han confirmado que tienen contratos de publicidad con Telefónica, aunque no han querido cuantificar el importe.

Radio Intereconomía

Por otra parte, Radio Intereconomía, cadena que centra su actividad en la información económica y que en noviembre de 2000 integró sus emisoras con la empresa editora de la revista Época, ha recibido en torno a 30 millones de pesetas en publicidad del grupo petrolero. El Grupo Intereconomía, presidido por Julio Ariza, ex diputado del PP en el Parlamento catalán, explota en alquiler la emisora de San Fernando de Henares que el Gobierno de Ruiz-Gallardón adjudicó a Muinmo.

En Baleares, el grupo de emisoras de los Rato emite durante cuatro horas diarias, desde las 18.00 y las 22.00, el contenido de Radio Jove, una iniciativa radiofónica creada por el Partido Popular en la pasada legislatura para impulsar los 'valores juveniles'.

Este espacio se difundió en un principio por Antena 3 y después por Última Hora Radio. El pasado 30 de abril la consejera de Bienestar Social del Gobierno balear, Fernanda Caro, de Izquierda Unida, firmó el acuerdo entre Radio Jove y Radio Balear, que supone a esta última empresa un ingreso anual de nueve millones de pesetas del erario del Gobierno autónomo, presidido por el socialista Francesc Antich.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de noviembre de 2001