Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU aplaza las pruebas del escudo espacial antimisiles

Londres anuncia hoy el envío de tropas terrestres a Afganistán

Para sorpresa de amigos y enemigos, EE UU ha congelado las pruebas de desarrollo del controvertido escudo espacial antimisiles con la esperanza de que ese gesto sirva para modificar el tratado que ahora contraviene. Tras los atentados del 11 de septiembre, la Casa Blanca cree que esta modificación es 'más necesaria que nunca'. Por otra parte, el Gobierno británico va a anunciar hoy el envío de tropas terrestres a Afganistán.

George W. Bush siempre ha considerado 'obsoleto y peligroso' un tratado que le impide desarrollar su anhelado sistema de defensa antimisiles. El presidente ruso, Vladímir Putin, se mostró sensiblemente receptivo a una revisión de ese acuerdo después de reunirse con Bush en Shanghai el pasado fin de semana. 'Hemos hecho algunos progresos y creo que podemos llegar a un acuerdo que tome en consideración los intereses nacionales de Rusia y Estados Unidos, así como la necesidad de reforzar la estabilidad internacional', dijo entonces Putin, que dentro de unas semanas visitará a Bush en su rancho de Tejas.

Hasta ahora, EE UU continuaba con sus planes de desarrollo del sistema antimisiles y mantenía el calendario de ensayos, incluso a pesar del fracaso en varias de las pruebas realizadas en los últimos años. Ayer, de manera repentina, el secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, anunció la suspensión de las pruebas hasta la revisión del tratado.

Rumsfeld dibujó un panorama sombrío antes de anunciar el gesto: 'Algunos países que han tratado de desarrollar armas biológicas también intentan conseguir armamento nuclear', dijo el jefe del Pentágono, para quien los ataques del 11 de septiembre demuestran que 'necesitamos estar más preparados que nunca ante otros posibles ataques como uno con misiles'.

Cumplir el tratadoRumsfeld aseguró después que EE UU 'no violará los términos del tratado', consciente de que muchos expertos internacionales consideran que incluso los ensayos contravienen el Tratado de Antimisiles Balísticos. Dos pruebas previstas para el miércoles pasado y otra para el 14 de noviembre se han cancelado 'voluntariamente', dijo Rumsfeld.

Para evitar malentendidos, Rumsfeld explicó que la postura de EE UU sigue siendo la misma: 'Hay que dejar a un lado el tratado. Estados Unidos debe seguir con los ensayos, y pensaremos cuál es la mejor manera de seguir adelante. Pero se puede plantear la cuestión de si algo -un ensayo- puede llegar a violar los términos del tratado. Y por eso', concluyó Rumsfeld, 'no vamos a seguir adelante hasta que no pactemos una revisión del tratado'.

Rumsfeld tuvo que dedicar buena parte de su agenda a desmontar el titular con el que el diario USA Today encabezaba una entrevista con él: 'EE UU puede no llegar a lograr la captura de Bin Laden'. Según Rumsfeld, el titular es demagógico y no ajustado a lo que él expresó al periódico: 'Nuestra intención es capturarle y hacer todo lo posible por llevarle ante la justicia'.

Sobre la operación militar, el Pentágono reconoció que los avances de la oposición frente al régimen talibán son sumamente lentos. A partir de ahora, las tropas terrestres británicas se unirán a las estadounidenses en su lucha contra el régimen talibán. El Ejecutivo británico va a anunciar hoy el envío de tropas a la zona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de octubre de 2001