Sin noticias de la periodista británica

La familia de la periodista británica Yvonne Ridley, detenida por los talibán el pasado día 28, temía anoche por su vida. Los talibán comunicaron el sábado a diplomáticos británicos en Pakistán la próxima liberación de la periodista, que había sido acusada de entrar ilegalmente en el país y corría el riesgo de enfrentarse a un proceso de espionaje. Ridley tenía que haber sido liberada el mismo sábado o ayer, domingo, pero su puesta en libertad se retrasó a última hora hasta hoy, lunes. Los familiares de la periodista, que no tienen ninguna noticia de ella, temen que el inicio de los bombardeos pueda acabar costándole la vida.

Más información
El ataque abre la ofensiva de la Alianza
Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS