El objetivo: Kabul, Kandahar y Jalalabad

Submarinos, aviones y bombardeos lanzaron decenas de misiles sobre las ciudades afganas

El primer ataque militar de EE UU a las bases de Osama Bin Laden, y a la infraestructura militar de los talibán en Afganistán fue coreografíado hasta el útimo detalle y ensayado durante días, señaló el Pentágono. La campaña iniciada ayer por la tarde sobre los centros neurálgicos de Kabul, Kandahar y Jalalabad será "larga y sostenida hasta que los terroristas y quienes los apoyan queden anulados. Vamos a destruir el terrorismo", anunció el secretario de defensa, Donald Rumsfeld. Testigos citados por la agencia Reuters informaron de que se habían producido víctimas mortales durante los ataques.

Más información
Los misiles Tomahawk destruyen baterías antiaéreas, radares y bases de Bin Laden
EE UU probará nuevas armas en Afganistán
EE UU pide a los aliados europeos aviones, barcos y centros de mando
La OTAN envía aviones a EE UU para reforzar la vigilancia ante el temor a nuevos atentados
La OTAN envía aviones a EE UU para reforzar la vigilancia ante el temor a nuevos atentados
EE UU lanza una segunda ola de ataques sobre Afganistán
El escenario:: Afganistán
Gráfico animado:: El misil 'Tomahawk'

Las primeras informaciones sobre víctimas mortales llegaron de madrugada. La agencia Reuters aseguró, citando testigos, que se habían producido "varios" muertos. En cambio, en declaraciones a la CNN, Abdulah Abdulah, portavoz de la Alianza del Norte, dijo que los objetivos "habían sido alcanzados con precisión" y que no había recibido información sobre víctimas civiles.

El secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, explica a la prensa la operación lanzada ayer, junto al general Richard Myers, jefe de la junta de Estado Mayor.
El secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, explica a la prensa la operación lanzada ayer, junto al general Richard Myers, jefe de la junta de Estado Mayor.AP
Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS