Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ESCÁNDALO FINANCIERO

Economía recibió dos alertas sobre un socio de Camacho que sacaba dinero de España

El Reino Unido y la isla de Guernsey detectaron transferencias sospechosas de Aníbal Sardón

La Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales, un organismo presidido por José Folgado, secretario de Estado de Economía, recibió dos alertas sobre sospechosos movimientos de capitales fuera de España realizados por Aníbal Sardón, el encargado de proporcionar clientes a Antonio Camacho, dueño de Gescartera e imputado en el caso. La primera, en agosto de 2000, provenía de Guernsey, un paraíso fiscal en las islas del canal de la Mancha. La otra, el pasado enero, procedía del Reino Unido. Ninguno de los dos avisos desencadenó una actuación sobre Gescartera.

Así se desprende de un informe que el servicio ejecutivo de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias (Sepblac) ha remitido al Ministerio de Economía y al que ha tenido acceso este periódico. El documento fue solicitado por el vicepresidente Rodrigo Rato para conocer todas las actuaciones de este organismo, adscrito a la Secretaría de Estado de Economía pero con sede en el Banco de España.

'El 25 de agosto de 2000, la Unidad de Inteligencia Financiera de Guernsey solicitó al servicio ejecutivo [del Sepblac] información sobre Aníbal Sardón Alvira (...), indicando que había recibido una comunicación de operación sospechosa', según este informe. Aníbal Sardón era administrador y accionista de la empresa AGP, de la que también era socio Camacho, y se dedicaba a captar clientes para Gescartera, la agencia de valores de la que han desaparecido 18.000 millones de pesetas. Sardón se encuentra imputado en este caso por la juez Teresa Palacios.

Actuaciones archivadas

'Esta comunicación originó la apertura de actuaciones previas, que fueron archivadas al no existir, en aquella fecha, información que aportara indicios de actividad sospechosa en España', continúa el informe enviado a Rato.

Apenas seis meses después se volvieron a encender las luces de alarma, que indicaban que la misma persona vinculada a Gescartera estaba efectuando transferencias sospechosas. 'El 3 de enero de 2001, el National Criminal Intelligence Service del Reino Unido solicitó antecendentes policiales sobre Aníbal Sardón Alvira, por los mismos motivos que la Unidad de Inteligencia de Guernsey, sin aportar más datos', sostiene el documento.

Nueve días más tarde, el 12 de enero de este año, la Brigada de Investigación de Delitos Monetarios remitió a las autoridades británicas un informe para informar de que, en esas fechas, Sardón no tenía antecedentes policiales, según fuentes próximas al Ministerio de Economía.

Así lo recoge también el documento enviado a Rato. 'El servicio ejecutivo informó [de] que no existían antecedentes negativos sobre estas personas'. En el documento no consta, sin embargo, que el Sepblac tomase alguna otra iniciativa, o de que relacionase de alguna manera este segundo aviso con el anterior.

Se trata de la primera prueba documental de que alguien relacionado con Gescartera efectuó movimientos de capital sospechosos fuera de España, después de que el banco británico HSBC desmintiese que por alguna de sus oficinas en todo el mundo pasase parte de los 18.000 millones de pesetas.

Los servicios financieros de Guernsey y el Reino Unido son por ello, de momento, los únicos que disponen de probables pistas sobre el paradero de una parte del dinero desaparecido. Dos cuentas abiertas por Stock Selection, una empresa británica creada en la islas Jersey por Camacho, en una oficina londinense del HSBC recibieron en total unos 240 millones de pesetas, de los que quedan unos nueve, según informó el responsable del banco en España, Jaime Galobart, en el Congreso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de septiembre de 2001