El Nobel Amartya Sen aboga por una globalización más igualitaria

El economista critica la visión 'tan estrecha' sobre el éxito capitalista

Amartya Sen, premio Nobel de Economía en 1998, abogó ayer en Valencia por un proceso de globalización más igualitario. Sen calificó de 'catástrofe sin precedentes' lo ocurrido el martes en los EE UU, pero separó, a toda costa, este hecho, 'del cual apenas tenemos información', de cualquier aseveración moral. Sen criticó en un congreso sobre la ética de los negocios que se celebra en Valencia la visión 'tan estrecha' que existe acerca del éxito del capitalismo.

Más información

Amartya Sen (India, 1933) condenó ayer la catástrofe 'sin precedentes' que supuso el atentado que asoló el martes los EE UU. Lo hizo en la apertura del 14º Congreso anual de EBEN -red europea que aboga por la ética en los negocios-, que se celebra en Valencia a iniciativa de Étnor, la fundación española con sede en esta ciudad.

Sen subrayó lo difícil que resulta debatir sobre ética, desarrollo económico y libertad a la sombra de una desgracia como la acontecida el martes, pero insistió en disociar un asunto de otro. 'Creo que nadie puede comentar lo que pasó ayer [por anteayer] porque no disponemos de información suficiente', aseveró el economista. 'Desconocemos el autor del ataque y cómo consiguieron traspasar las medidas de seguridad. En esta oscuridad total no tiene sentido decir nada', enfatizó. 'Lo único seguro son los efectos inmediatos que siguen a cualquier catástrofe y es que las bolsas caen y el oro sube'.

El premio Nobel sí habló de los valores en los negocios y de la visión 'tan estrecha' que se tiene sobre el éxito del capitalismo y que trasciende cuestiones como el Producto Nacional Bruto o los indicadores sobre distribución de los ingresos. 'La ética va más allá de valores como la obtención del beneficio', recalcó el profesor emérito de la Universidad de Harvard y Master del Trinity College de Cambridge. 'El éxito de una empresa depende de los valores de un grupo de personas más amplio que el que componen los hombres de negocios', declaró el Nobel en referencia a los líderes sindicales, técnicos y empleados de las compañías. 'Igual que la falta de ética puede resultar dañina para los agentes implicados', y actuar como un factor de debilitamiento de la economía, defendió Sen.

Ética y corrupción

El profesor, autor entre otras publicaciones de Desarrollo y libertad y Bienestar, justicia y mercado, se refirió también a la relación entre ética y corrupción, con casos como el italiano o el ruso. 'La vigilancia, el control hacen que un país sea más capaz de luchar contra organizaciones de este tipo', argumentó.

A la cuestión ¿es el mundo ahora más ético que antes? el Nobel respondió enigmático: 'No se trata tanto de cantidad como de qué tipo de ética hablamos'. Japón ha sido un ejemplo de ayuda mutua y, con la crisis asiática, este valor parece haberse debilitado. En Italia, donde la cultura de la corrupción era muy fuerte, parece ahora más débil. En opinión de Sen, la ética de los negocios salpica un amplio espectro de cuestiones. El fomento de la productividad, la cooperación entre empresas, la protección del medio ambiente, el reforzamiento de los derechos humanos, la prevención del crimen o la violencia con apoyo institucional.

Este economista nada convencional considera la globalización un fenómeno positivo e inevitable. 'Los movimientos antiglobalización no están en contra de la globalización como tal, lo que sí están es preocupados por la desigualdad que provoca'. Amartya Sen aboga por una globalización más igualitaria que permita el acceso generalizado a las tecnologías y a la medicina, sobre todo por parte de los países pobres. Una mayor presencia de estos en los intercambios mundiales y, sobre todo, que las grandes potencias vendan menos armamento. 'De 1995 al año pasado, los países del G-8 fueron responsables del 85% de las exportaciones de armas convencionales en el mundo. Por eso, cuando los líderes de los países del G-8 advierten al movimiento antiglobalización de la necesidad de ser más responsables, podrían aplicarse su propio consejo'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 12 de septiembre de 2001.

Lo más visto en...

Top 50