Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El FBI detiene en Florida a un matrimonio cubano por espionaje

Nuevos implicados en la Red Avispa

Según el encausamiento, el matrimonio estuvo operando en Miami hasta la desarticulación de la Red Avispa en 1998 (trabajaban en Correos y la empresa aeronáutica Lockheed Martin) y luego se trasladaron a Orlando, donde ayer los detuvieron en el propio cuartel del FBI. 'Les dijimos que se personaran y al llegar los arrestamos. Ellos debían saber que los estábamos investigando porque habíamos hablado con ellos anteriormente, pero quizá pensaron que sus actividades de espionaje eran cosa del pasado', dijo a EL PAÍS el director del FBI en Miami, Héctor Pesquera.

Pesquera señaló que la investigación sigue abierta y se producirán más arrestos. 'No puedo decir cúantos ni cuándo serán arrestados, pero sí que Fidel Castro tiene motivos para estar preocupado'. El responsable del FBI añadió que los Gari estaban 'bien entrenados y bien cualificados' en el manejo de las armas y en el procesamiento de información cualificada para ser enviada a las autoridades de la isla.

La Fundación Nacional Cubano-Americana (FNCA) era presuntamente el objetivo principal de los espías. Según el fiscal federal a cargo del caso, Guy Lewis, el matrimonio Gari había hecho un estudio minucioso del edificio de la FNCA y vigilaba las actividades de sus miembros, en especial Roberto Martín Pérez, uno de los más combativos anticastristas, que recientemente abadonó la FNCA junto a otros directivos. También se les acusa de haber intentado inflitrarse en el Comando Sur del Ejército estadounidense, con sede en el sur de Miami, así como de ayudar a otros agentes cubanos.

El juicio de George y Marisol Gari se celebrará en Miami. Los cargos que les imputan conllevan una pena máxima de 15 años de cárcel.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de septiembre de 2001