Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los cónsules no logran hablar con los talibán sobre los 8 detenidos

Los tres diplomáticos occidentales que han viajado a Kabul para visitar a sus connacionales detenidos perdieron un segundo día ayer en la capital afgana cuando los funcionarios del régimen talibán cancelaron la cita que les habían dado. Cuatro alemanes, dos australianos y dos estadounidenses de la ONG Shelter Now International fueron encarcelados hace dos semanas junto a 16 afganos que trabajaban para ellos, bajo la acusación de intentar difundir el cristianismo. Los talibán les han negado desde entonces acceso consular.

Los cónsules de Alemania, Australia y Estados Unidos en Islamabad insistieron ayer tras el plantón en que visitar a sus conciudadanos continuaba siendo prioritario para ellos. Los diplomáticos también desean que los responsables afganos les aclaren qué tipo de castigo afrontan los detendios. Aunque, bajo la interpretación de la ley islámica que hacen los talibán, la pena por hacer proselitismo religioso es la muerte, algunas fuentes han asegurado que un decreto del pasado junio limita a la expulsión el castigo para los extranjeros.

'No creo que se tratate de una humillación', dijo Alistair Adams, el cónsul australiano, respecto al plantón talibán. 'Me parece que están tratando de decidir si nos dejan o no visitarles'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de agosto de 2001