Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Insalud asegura que Valdebernardo tendrá centro de salud en octubre

El director del área 1 del Insalud, José Mayol, aseguró ayer que el barrio de Valdebernardo (en el distrito de Vicálvaro) tendrá listo su centro de salud a finales del mes de octubre. 'Es verdad que teníamos que haberlo inaugurado en el mes de julio, pero sólo nos quedan unos pequeños detalles para abrirlo, como algunos papeles del Ayuntamiento, mobiliario y que pulan los suelos del edificio', explicó Mayol. 'Esta mañana ya estaban montando las encimeras del centro de salud.Ya están solventados todos los problemas gordos, aún queda alguna cosa, pero será solucionada en breves', añadió.

Los vecinos del barrio de Valdebernardo, que tiene 20.000 habitantes, llevan más de cinco años esperando, entre otros equipamientos para la zona, un centro de salud que les evite desplazarse a otros barrios en cuanto a temas sanitarios. 'El centro lo están construyendo, pero nunca lo acaban, dijeron que este verano lo tendrían listo, pero aún no lo han inaugurado, a ver si de verdad lo tenemos para el mes de octubre', afirmó Juan Serrano, presidente de la asociación de vecinos La Concordia de Valdebernardo.

Además, los residentes exigen que, por fin, Valdebernardo cuente con un centro para mayores, un polideportivo, un centro cultural y, sobre todo, escuelas infantiles públicas. En la zona residen muchos matrimonios jóvenes con hijos que tienen que llevar a los niños a escuelas infantiles de otros barrios, que normalmente ya están saturadas, o a guarderías privadas de Valdebernardo. Para el centro cultural, por ejemplo, en 1999 el Ayuntamiento destinó una partida de 100 millones, pero todavía los vecinos no pueden disfrutar de él porque no está construido.

'En el barrio no hacen más que construir pisos y pisos y no hacen equipamientos ni servicios para que los vecinos puedan tener vida en la calle. Tampoco construyen oficinas, que supondrían puestos de trabajo. Valdebernardo se está convirtiendo en una ciudad-dormitorio donde la gente no puede hacer otra cosa que ir a dormir a sus casas', denuncia Isabel Vilallonga, edil del PSOE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 31 de julio de 2001