Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Errores y matices

En su, por lo demás, harto elogiosa reseña sobre La noche de los cuatro caminos, aparecida en Babelia el 23 de junio, que agradezco, sin duda, dice Javier Tusell que el libro contiene algunos 'errores de hecho: son inexactas las cifras de ejecutados durante la posguerra, las de sacerdotes y clérigos, así como algunas apreciaciones sobre el PCE de la época'.

No soy historiador y, como puede imaginar, las que incluí en mi libro lo fueron después de compulsados dos docenas de ellos, desde el del franquista Aguado Sánchez, ya antiguo y desacreditado, hasta el más reciente que coordinó Santos Juliá, al que, en general, me he atenido, así como a la opinión de dos o tres profesores amigos.

Ninguno de los libros coincidía, a veces con oscilaciones del mil por cien, y las matizaciones de los amigos se hacían eternas. No tengo el menor inconveniente, muy al contrario, en que Tusell me proporcione sus propias cifras, si son exactas, aunque él mismo sabe de sobra que ése es un asunto que sigue haciendo correr entre los historiadores ríos no sólo de tinta. En cuanto a las apreciaciones sobre el PCE, ¿quién no tiene las suyas, a menudo contradictorias, pero probables? Empezando, naturalmente, por algunos de los viejos guerrilleros supervivientes de aquella aventura a los que entrevisté: no todos creen que valió la pena, no todos piensan que el PCE se portó con ellos como debiera y no todos quieren mitificar aquellos años sombríos, de los que ellos llevaron la peor parte. -

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de junio de 2001