Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
DEBATE SOBRE EL ESTADO DE LA NACIÓN

Los grupos parlamentarios fracasan en su intento de pactar una resolución sobre la paz en Euskadi

La única propuesta que llegó a pleno, del PNV, fue rechazada con los votos del PP y del PSOE

Los socialistas encararon con pereza la posibilidad de que el debate sobre el estado de la nación culminara con un acuerdo unánime de la Cámara a favor de la pacificación de Euskadi. La noche del martes, el secretario general del Grupo parlamentario del PP, Gabriel Cisneros, planteó a los socialistas Jesús Caldera y Alfredo Pérez Rubalcaba la posibilidad de presentar una moción a favor de la pacificación de Euskadi y en contra del terrorismo.

Los socialistas le hicieron desistir con el argumento de lo ocurrido en el anterior debate sobre el estado de la nación, hace dos años, en que, después de una larga negociación, no lograron la unanimidad de su propuesta conjunta por el rechazo del PNV. 'Si hubiera una resolución no aceptada por toda la Cámara, se debilitaría la lucha antiterrorista. Y creo que es muy difícil lograr la unanimidad. En todo caso, el Pacto Antiterrorista sigue vigente', explicó Caldera.

Sin embargo, el problema se reabría en la mañana de ayer al introducir el PNV una resolución en el registro del Congreso a favor de la pacificación de Euskadi. La resolución proponía lo siguiente: 'Impulsar una nueva etapa en las actuaciones interinstitucionales e interpartidistas en el ámbito de la normalización política y de la pacificación de Euskadi, tanto en lo referente a movilización y concienciación ciudadana contra la violencia, generando dinámicas de negociación abierta entre todos los partidos con representación parlamentaria, desterrando toda connotación de pacto frentista para el enfrentamiento y la división, y orientando el conjunto de la actividad política a la consecución de la paz y la reconciliación por la vía del diálogo'.

El preámbulo de la resolución, al que aludió en su presentación en el pleno el diputado del PNV, Joxe Joan González de Txabarri, señala que 'el obstáculo determinante para la paz y reconciliación en Euskadi es ETA'.

Txabarri defendió la propuesta con el argumento de que tras las elecciones vascas del 13 de mayo se ha abierto una 'nueva etapa en Euskadi' y que debía tener consecuencias en las relaciones interinstitucionales e interpartidistas. 'No vale el sostenella y no enmendalla. Eso de que no se pueden alterar los planteamientos al albur de los resultados electorales, como dijo Aznar en el debate, no sirve', señaló Txabarri. Sometida a votación fue rechazada por el PP y PSOE y apoyada por CiU, BNG e IU.

A su vez, el portavoz del PNV en el Congreso, Iñaki Anasagasti, admitió: 'Ya sabíamos que el PP no iba a aceptar nuestra propuesta, pero teníamos alguna esperanza con el PSOE'. Según el dirigente nacionalista, 'la propuesta era razonable y negociable, pero el PSOE no ha querido saber nada de ella. El Pacto Antiterrorista es un pacto de hierro'.

Pero los socialistas, y también el PP, están en la expectativa del rumbo que adopte el lehendakari Juan José Ibarretxe ante la pacificación de Euskadi, cuya primera muestra la marcará en su discurso de investidura a mediados de julio. 'Mientras no conozcamos la actitud del lehendakari , aprobar propuestas como ésta es algo extemporáneo', señalaban.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de junio de 2001