Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El primo del rey de Marruecos le critica por la crisis general del país

Mulay Hicham, primo hermano del rey de Marruecos, aseguró ayer que su país está en crisis, criticó veladamente a Mohamed VI y advirtió del riesgo de deterioro de las relaciones entre civiles y militares.

Hicham publicó una tribuna en el diario francés Le Monde en la que señala que en Marruecos '(...) las oportunidades desperdiciadas, la parálisis política y la decepción generalizada se han acumulado hasta el punto de que se puede hablar de crisis'.

El príncipe, que ocupa el segundo lugar en la línea de sucesión, recalca que ninguna de las 'instituciones tradicionales -ni el Parlamento, ni los partidos políticos, ni siquiera la Monarquía- ha desarrollado con seriedad el trabajo necesario para reconstruir las estructuras políticas que nuestro país se merece'.

Estas palabras constituyen una crítica a su primo Mohamed VI, con el que no se habla desde julio de 1999, por no impulsar el cambio desde que hace casi dos años accedió al trono.

'El déficit de autoridad (...)', prosigue Mulay Hicham, 'que algunos han constatado será compensado de una u otra manera: podría producirse el fin de las sanas relaciones entre civiles y militares, propicias al desarrollo de la democracia, que han sido beneficiosas para nuestro país desde hace 25 años (...)'. 'La parálisis no es siempre estática, conduce a algún lado y no siempre es ése el buen camino'.

'Que aquellos que, acaso con las mejores intenciones, reaccionan primero silenciando, retrasando o incluso deteniendo el proceso de reforma y de democratización, tomen en serio el ejemplo argelino. Tal actitud conduce, no ya al orden, sino a un creciente descontento'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de junio de 2001