Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fomento fija los servicios mínimos para la huelga de Iberia

El Ministerio de Fomento fijó ayer los servicios mínimos para la anunciada huelga de pilotos de Iberia tras el fracaso de la reunión entre la dirección de esta compañía y el sindicato sectorial SEPLA. La orden de Fomento establece la obligatoriedad de mantener el 100% de los vuelos entre la Península y los archipiélagos balear y canario, mientras que en las rutas nacionales se ofrecerán entre el 25% y el 50% de las frecuencias, y en las rutas internacionales habrá al menos un vuelo de ida y vuelta durante cada jornada de huelga.

Fomento explicó que el objetivo de estas medidas es que los paros (19 de junio; 3, 10, 17 y 24 de julio, y 6, 13, 20 y 31 de agosto) no representen 'más sacrificios que los imprescindibles'.

En las rutas entre ciudades españolas peninsulares, cuyo medio de transporte público alternativo implique un recorrido de 500 kilómetros o más de cinco horas de duración, se mantendrá el 50% de los servicios. En las rutas de menos de 500 kilómetros o menos de cinco horas se mantendrá el 25%.

En las rutas al extranjeros cuyo tiempo de viaje sea inferior a seis horas, se mantendrán dos vuelos de ida y vuelta, siempre que Iberia tenga programados al menos cinco, menos el 19 de junio, que sólo habrá uno de ida y otro de vuelta. Para los vuelos al extranjero de menos de seis horas se mantendrá un vuelo de ida y otro de vuelta. Fomento garantiza el transporte del correo y los productos perecederos.

Además, el Gobierno ha decretado el 100% de servicios mínimos para Melilla, con ocasión de la huelga de pilotos de Binter prevista para el próximo lunes, al vulnerarse el derecho que tienen los melillenses de desplazarse a la Península, informa Toñi Ramos.

Mientras tanto, el cruce de acusaciones entre Iberia y los pilotos subió de tono ayer. La dirección de la empresa acusó al SEPLA de vulnerar sus propios acuerdos y de actuar de mala fe. A su juicio, las pretensiones sindicales del SEPLA supondrían pagar 4.000 millones de pesetas adicionales cada año para el colectivo de pilotos.

El SEPLA, dentro de esta escalada de tensión, anunció ayer que el próximo lunes demandará a Iberia por prácticas antisindicales al acusarle de represalias contra un miembro del comité de huelga al que se le ha impedido su progresión profesional a comandante.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de junio de 2001