Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chaves anima en Expoliva al sector oleícola a mejorar la comercialización

El presidente destaca el 'avance espectacular'

El presidente de la Junta, Manuel Chaves, aseguró ayer en la inauguración de la Feria Internacional del Aceite de Oliva, Expoliva 2001, que se ha producido un 'avance bastante espectacular' en el sector desde que la Junta ofreció 'un cheque en blanco' a la comercialización cuando él se hizo cargo del Gobierno autonómico. No obstante, añadió que quedan esfuerzos por realizar para que el aceite andaluz entre con fuerza en el territorio internacional, copado hasta ahora por empresas italianas.

El presidente de la Junta inauguró ayer Expoliva, que en esta ocasión cuenta con 300 expositores, lo que supone un incremento del 22% respecto a la pasada edición, celebrada hace dos años.

Chaves apostó por mantener el apoyo al aceite de oliva andaluz a través de instrumentos como el Mercado de Futuros o el Parque del Aceite, al tiempo que animó al propio sector a participar en campañas de promoción en países como Estados Unidos.

Ésta es una idea que el presidente de la Junta propuso en la última edición de Expoliva, donde aludió a la posibilidad de repartir aceite de oliva virgen de forma gratuita en los mejores restaurantes estadounidenses, aunque hasta el momento no se ha hecho ninguna campaña específica.

Por contra, sí se han realizado en países de la Unión Europea y en Japón. 'Deberíamos ponernos de acuerdo con el sector porque las campañas son una de las mejores medidas de promoción que podemos poner en marcha', dijo Chaves.

Junto al presidente de la Junta hizo el recorrido inaugural de la feria el subsecretario del Ministerio de Agricultura, Manuel Lamela, quien hizo referencia a la situación de los precios del aceite. En su opinión, la botella en el supermercado no debería superar la barrera psicológica de las 300 pesetas. Si se sobrepasa, añadió, 'está demostrado que el que sufre la consecuencia es el propio sector' al producirse un retroceso en las ventas. Los precios, aseguró, no deben tener problemas de fluctuación porque la producción española podrá ser asumida por el mercado interior en combinación con las exportaciones.

Expoliva, que estará abierta hasta el próximo domingo, sirve de escaparate a las novedades que presenta el sector, abarcando desde la comercialización hasta la maquinaria que utilizan las almazaras. Esta décima edición de la feria alcanza su cifra récord de participación de expositores, procedentes de siete países. Sobre todo se intentarán intensificar los contactos con los países árabes, entre ellos los de mayor poder adquisitivo.

Cambios en 2003

El consejero de Agricultura, Paulino Plata, coincidió con Lamela al valorar la propuesta lanzada por Grecia y Portugal para prorrogar la reforma de la OCM del aceite de oliva hasta 2006. Los dos indicaron que un buen momento para acometer los cambios que necesita el sector se sitúa en el año 2003.

'Nosotros seríamos partidarios de acometer una reforma a partir de los datos que se tengan disponibles en el Sistema de Información Geográfica', resaltó el consejero de Agricultura, que calcula que para eso tendrían que pasar aún dos años.

Lamela también abogó por iniciar la reforma cuando existan datos fiables de olivar en toda la Unión Europea 'para saber realmente de qué estamos hablando'; conocer cuál es la producción real 'y los escenarios en los que nos estamos moviendo'.

El Sistema de Información Geográfica está prácticamente finalizado en España, aunque todavía queda algún municipio por realizar el seguimiento. Cuando esté disponible, Lamela aseguró que habrá menos 'oscurantismos'.

La negociación cree que debería conducir a que España obtenga un mayor cupo de producción para evitar penalizaciones, aunque defendió la actual OCM, resaltando que el nivel de ayudas se ha incrementado en el último año en 54.000 millones de pesetas.

El consejero de Agricultura resaltó las desigualdades que está generando la OCM en vigor entre los países miembros de la Unión Europea, ya que en España, al sobrepasar la cantidad máxima garantizada, los olivareros reciben menos subvención que sus competidores productores, como es el caso de los italianos.

También defendió Plata la necesidad de recuperar el sistema de almacenamiento como mecanismo para garantizar el equilibrio entre las campañas de aceite.

En Expoliva también estuvo ayer presente el presidente de Asaja-Andalucía, Javier Cieza, quien mostró su preocupación por 'la excesiva' proliferación de denominaciones de aceite de oliva andaluz. Cieza resaltó que de esta forma no se ataca la concentración que producen las multinacionales, mientras se podría perjudicar el proceso de comercialización del aceite andaluz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 25 de mayo de 2001