Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sharon pide a EE UU que interceda ante Arafat

El ministro de Defensa israelí, Benjamín Ben Eliezer, pidió ayer formalmente a Estados Unidos que utilice toda su influencia para que la Autoridad Nacional Palestina (ANP) impida las acciones terroristas como la de ayer. La petición fue formulada por el ministro al embajador norteamericano en Tel Aviv, Martin Indyk, en el transcurso de una conversación, según aseguró un comunicado del Ministerio de Defensa.

Un portavoz oficial del Gobierno, el asesor del primer ministro Raanan Gissin, hizo ayer responsable del atentado al propio presidente Yasir Arafat, al asegurar que el atentado suicida de Netania 'era el fruto de una nueva oleada de incitaciones al odio como la expresada por el presidente en su discurso del pasado 15 de mayo, con ocasión de la conmemoración de la Nakba', o Día del Desastre, en el que los palestinos recuerdan todos los años la proclamación del Estado de Israel en 1948.

El parlamentario Dan Meridor, presidente de la Comisión de Exteriores y de Defensa en el Parlamento de Jerusalén se sumaba también a las acusaciones contra el presidente de la Autoridad Nacional Palestina al afirmar que 'la ANP tiene la responsabilidad en estos crímenes en la medida en que ha liberado a los terroristas de Yihad Islámica y de Hamás, que sus servicios colaboran con ellos y que su radio y televisión incitan a la violencia'.

Espiral de violencia

La comunidad internacional, encabezada por Estados Unidos, ha empezado a hacer sonar las señales de alerta y a expresar su preocupación por la situación en la región. El presidente George W. Bush se declaraba 'muy preocupado' por el 'nuevo grado de la escalada' y anunciaba sus propósitos: 'Romper la espiral de la violencia y abrir el diálogo para permitir un arreglo político'. 'Vamos a trabajar para aportar la paz a esta parte importante de la región', señaló.

La escalada que se vive en los últimos meses en Oriente Próximo va a obligar al presidente Bush a implicarse en el conflicto mucho más de lo que propuso durante su campaña electoral. Todo indica que la idea republicana de que, 'cuando un problema no tiene solución, no es un problema, es un hecho de la vida' podría verse puesta a prueba si continúa la espiral de la violencia.

El coordinador de la diplomacia europea, Javier Solana, emitió desde Bruselas un comunicado de condolencia, pero sobre todo una llamada de atención a los líderes políticos de la región para que trabajen activamente en el camino del diálogo. Solana tratará personalmente el retorno a la mesa de las negociaciones durante su próxima visita a la región, que se iniciará mañana, domingo, y en el transcurso de la cual tiene previsto entrevistarse con Ariel Sharon, Yasir Arafat y con el presidente sirio, Bachar el Asad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de mayo de 2001