Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
REPORTAJE

La esperanza de Euskadi, 25 años después

Escritores, políticos, cantantes y agentes sociales comparan la situación actual con la que soñaron en 1975

Fueron un referente clave en la opinión pública vasca en los años oscuros de la dictadura. Ahora se han prestado a responder a la doble pregunta de si el País Vasco actual responde a sus sueños de hace 25 años y qué cosas deben cambiar. Sus opiniones actuales son representativas de un amplio espectro de opinión en Euskadi. Lo que sigue es un resumen de sus respuestas:

- Julen Madariaga (fundador de ETA). 'La ETA de entonces tenía el mismo objetivo principal que la de ahora: recuperación de la independencia, de las señas de identidad y reunificación territorial. También tenía una entrega similar en la militancia. Pero antaño, el brazo militar estaba supeditado a la cabeza política; ahora es su dirección quien impone su visión al pueblo. Al principio, ETA estaba siempre a la escucha de los deseos de la mayoría; en la actualidad, los desoye y dicta inflexiblemente a la sociedad civil las pautas a seguir.Para salir de esta situación, el eje Madrid-París debe emitir un comunicado similar al de Downing Street y repatriar a los presos vascos. A su vez, ETA debe declarar una tregua sine die'.

- Mariano Ferrer (primer director del diario Egin). 'No pensaba entonces que 25 años después de morir Franco pudiera estar Euskadi en esta situación de provisionalidad. A la sociedad vasca se le está sometiendo a un tratamiento de shock que no ayuda a solucionar un problema tan complejo. El Estado tiene que convencerse de que la violencia no es el único problema. Aparcar el debate hasta que acabe la violencia me parece utópico'.

- Emilio Guevara (PNV, primer diputado general de Álava con la democracia).. 'Las expectativas de hace 25 años se han cumplido en gran parte. Se acertó en lo fundamental con el Estatuto. Lo que no pensaba es que llegaríamos a 2001 en esta situaciòn. El nacionalismo ha tenido un error de apreciación sobre ETA.No es posible ser nacionalista sin defender la derrota de ETA, que es totalitaria. Hay que acabar con la legitimación de ETA'.

- Iñaki Martínez (fundador de EIA, embrión de Euskadiko Ezkerra). 'Los jóvenes vascos soñábamos con la libertad, justicia y autogobierno. Veinticinco años más tarde tenemos garantizada una libertad y autonomía real, como no existió jamás.Lo peor de la sociedad franquista sobrevive a nuestros días: la intolerancia y la fascinación por la violencia. El cambio democrático se dará con mucha lentitud: tenemos una sociedad con escasa cultura democrática. La demagogia y la confusión han prendido'.

- Ángel Amigo (productor pionero del cine vasco). 'Nuestros sueños se han cumplido en cuanto a la democratización o a la recuperación del euskera. Lo que no calculábamos es que iba a continuar la violencia cuando se acababa en todo el mundo.La salida al problema vasco está en la voluntad popular. Los partidos están más radicalizados que la sociedad vasca. Hay que recuperar el diálogo entre las dos mitades del País Vasco y buscar una fórmula que satisfaga a ambas partes'.

- Urko (cantante). 'La situación actual no responde a las expectativas que tenía en 1975. Confiaba en que se entendiera mejor el contencioso vasco. Tenemos que sentarnos en una mesa y hablar. Y, por supuesto, que desaparezca ETA. Estoy decepcionado por el enfrentamiento con algunos de mis compañeros de entonces por ambas partes. Gobierno y ETA tienen que solucionar sus problemas hablando'.

- Eduardo Uriarte (condenado a muerte en el proceso de Burgos de 1970). 'Nunca pensé que el Estatuto iba a tener la dimensión que ha tenido ni que un Gobierno vasco pudiera tener el 80% de las competencias del Estado. Tampoco esperaba que el PNV diera este giro que nos ha llevado a una profunda crisis. Hay riesgo de enfrentamiento civil. La radicalización del nacionalismo me recuerda al conflicto yugoslavo de hace 15 años. Veo una situación de difícil marcha atrás y si ganan los nacionalistas, la situación va a empeorar mucho'.

- Alfredo Tamayo (jesuita y profesor de Teología de la Universidad de Deusto). 'Los que hemos vivido el franquismo tenemos una sensación muy frustrante. Nos hemos encontrado con un nuevo franquismo que te puede pegar un tiro en la calle. Suscribo el escepticismo de Irene Stoller sobre una solución al problema de ETA cuando dice que se ha convertido en una secta. ¿Cómo se pone remedio a una secta?. Hará falta mucho tiempo'.

- Ánjel Lertxundi (escritor). 'Pertenezco a la generación del pasado cambiado, a la que pretendía construir el futuro con esquemas que ya eran del pasado. Pero parte de aquella generación, cuando se dió de bruces con la modernidad, apañó su pasado con exigencias del presente. Todo parece perfectamente encajado, pero a mí no me acaba de funcionar ese esquema de listillos contra trogloditas. Creo que su simpleza esconde una perversidad que nos impide el análisis riguroso del acontecer político. Este es un país en el que, aunque parezca que todo va muy rápido, el tiempo está detenido en ese instante en que, un pie en el aire y el otro firme en la tierra, nos vemos incapaces de caminar'.

- Agustín Ibarrola (pintor). 'El nacionalismo vasco al no respetar el pacto democrático por el que salimos pacíficamente del franquismo nos ha sometido a un régimen autoritario, proclive al nazismo. Su poder ha generado todo tipo de crispación y persecución de los demócratas no nacionalistas. Muchos de mis compañeros de lucha y cárcel contra el franquismo han sido silenciados, exiliados o asesinados. Por fin, el 13 de mayo podremos salir hacia la libertad si votamos al cambio, a la alternancia representadas por el PP y PSOE'.

- Bernardo Atxaga (premio nacional de Literatura). 'Afortunadamente no es la Euskadi que soñaba porque era un sueño totalitario y místico. No aprobaba la vida en su vulgaridad. Tampoco pensé nunca que la lengua y la literatura vascas fueran a tener la importancia que han tenido'.

- José Luis Lizundia (vicesecretario de la Academia de la Lengua vasca). 'Al final de la dictadura soñábamos en una Euskadi autogobernada. Pero ETA nos ha dejado un País Vasco inerme, al pie de los caballos de algunos conocidos neonacionalistas estatalistas que a gusto establecerían un Protectorado en el norte como hicieron en Marruecos'.

- Ramón Saizarbitoria (escritor). 'Tenemos que reconocer, como decía Koldo Mitxelena, que antes que abertzales somos personas. Por tanto, nuestra primera obligación es estar con las víctimas y contra los asesinos y sus cómplices. Tenemos que desbloquear esta absurda situación.Por el bando nacionalista aparcar ciertas metas en aras de la paz y de la unión de los demócratas. Por el otro bando, asumir la defensa de nuestra identidad cultural, en particular de la lengua'.

El primer rector apoya un Gobierno tripartito

El primer rector que tuvo la Universidad del País Vasco, Gregorio Monreal, reflexiona sobre el pasado: 'El Estatuto fue el resultado de un pacto de fondo entre el PNV y el PSOE, que hicieron concesiones recíprocas a las dos vocaciones nacionales, española y vasca. Desgraciadamente el desarrollo del mismo ha respondido sólo parcialmente a las expectativas. Pero, con todo, el Estatuto ha resultado un instrumento formidable para el desarrollo del país. La situación está marcada por el terrorismo de ETA, que está construyendo su escenario favorito: una sociedad dividida y un frente de partidos estatales rigiendo el Gobierno vasco'. Monreal aporta soluciones de futuro: '¿Qué hacer?. Resistir la tentación involucionista aceptando el resultado de las urnas. Seguir la compleja lucha contra el terrorismo y reconstruir la unidad democrática. Sería necesario crear un Gobierno PNV-PSOE-IU. Es el que abomina ETA'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de mayo de 2001

Más información