Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrega de los Premios Ortega y Gasset | 25º ANIVERSARIO DE EL PAÍS

El Rey entrega los Premios Ortega y Gasset de Periodismo

Jesús de Polanco expresa su preocupación ante la pérdida del consenso en la vida política

Los actos de celebración del cuarto de siglo de este diario culminaron anoche con la entrega de los Premios Ortega y Gasset de periodismo, que recayeron en El Comercio de Lima, por su trayectoria valiente e independiente, el equipo de investigación del diario mexicano Reforma y el redactor gráfico de este diario Gorka Lejarcegi. Don Juan Carlos presidió el acto y, en su discurso, aseguró que no olvidaba 'la contribución que la prensa, la televisión, la radio y las gentes de la cultura hicieron al diálogo y la reconciliación de los españoles'. Jesús de Polanco, presidente del Grupo Prisa, mostró su preocupación ante la pérdida del consenso que caracterizó la transición en la vida política española.

Los Reyes de España protagonizaron ayer la XVIII edición de los Premios Ortega y Gasset, un acto que culminó la celebración del 25º aniversario del periódico. A la entrega de los premios asistieron 350 personalidades de la vida política, económica y cultural española, una representación tan plural como el pluralismo que el periódico ha defendido y transmitido desde su creación.

Don Juan Carlos aprovechó su discurso, tras la entrega de los galardones, para recordar que 'la libertad de expresión, la independencia y la solvencia profesionales fueron las banderas con las que muchos medios de comunicación de España, y desde luego EL PAÍS, convocaron a sus lectores en la primera hora de la transición política'. 'A quienes nos tocó protagonizar aquellos momentos tan difíciles como apasionantes de nuestra historia reciente no se nos escapa ni se nos olvida', enfatizó don Juan Carlos, 'la contribución que la prensa, la televisión, la radio y las gentes de la cultura hicieron al diálogo y la reconciliación entre los españoles que la Corona propició, cumpliendo su misión en aquella hora histórica'.

El Rey no sólo quiso rememorar ese influyente papel de los medios de comunicación en el nacimiento y asentamiento de la democracia, sino que transmitió un inequívoco deseo de que el papel de defensa de las libertades y de la concordia siga siendo asumido por los periodistas. 'Veinticinco años después, en el umbral de la era de la información, les corresponde (...) señalizar el camino de la concordia y el progreso a una sociedad más madura y más compleja, profesar la libertad que ensanche la de todos sin invadir la de ninguno y promover el humanismo que necesita nuestro tiempo, el de la defensa de la dignidad humana y sus derechos esenciales', subrayó.

Fue un mensaje coincidente con el del presidente del Grupo Prisa, Jesús de Polanco, quien expresó 'la preocupación de cuantos, de una forma u otra, hacemos EL PAÍS y representamos esa coherente línea editorial, ante la pérdida del consenso en la vida política'. Esa preocupación la invocó Polanco desde la perspectiva de la trayectoria seguida por EL PAÍS en defensa del diálogo y la tolerancia, del respeto a los derechos de las minorías y de un tenaz trabajo sin titubeos en favor de la consolidación de la democracia.

Don Juan Carlos afirmó que la libertad de expresión, su crítica responsable, su denuncia de las injusticias y su solidaridad con el dolor ajeno son los valores galardonados ayer con la concesión de los Premios Ortega y Gasset a la trayectoria valiente e independiente de El Comercio de Lima, al equipo de investigación del diario mexicano Reforma y a la foto publicada por Gorka Lejarcegi en este diario en julio del año pasado. Una foto en la que la Reina doña Sofía, presente en la entrega de los galardones, muestra una emoción apenas contenida en su intento de consolar a los familiares de los niños muertos en un accidente de carretera cerca de Soria.

'Quiero expresar con este motivo', añadió el Rey, 'la satisfacción que siento al asistir a este acto. Por el significado de los premios, que llevan el apellido de un pensador fundamental en la cultura española del último siglo; por quienes han sido distinguidos con ellos, que constituyen una representación entrañable de la América hispana, y por la institución que los convoca, el diario EL PAÍS, cuyas bodas de plata se celebran este año'.

En su discurso de presentación de los Premios Ortega y Gasset de Periodismo, Jesús de Polanco recordó que en la fundación de EL PAÍS fue decisiva la iniciativa de José Ortega Spottorno, actual presidente de honor del diario, y subrayó el paralelismo entre los 25 años de reinado de don Juan Carlos, que se acaban de cumplir; del cuarto de siglo de democracia y del cumplimiento de las bodas de plata de EL PAÍS. Tras recordar que la actuación de don Juan Carlos devolvió la soberanía política al pueblo español tras la muerte del general Franco, afirmó que 'EL PAÍS, que heredó lo mejor de la tradición liberal de los grandes republicanos españoles, se siente orgulloso de haber contribuido a la construcción de la monarquía parlamentaria, que recogió lo mejor de ese legado en lo que se refiere al respeto a las libertades, la defensa del pluralismo y la tolerancia cívica'.

'Si EL PAÍS se convirtió, en palabras del profesor Aranguren, en el intelectual colectivo de la transición, se debió fundamentalmente', explicó el presidente de Prisa, 'a nuestro deseo expreso de aportar un juicio a la vez plural y razonable sobre nuestro entorno más cercano, y de eliminar de nuestra convivencia toda crispación innecesaria. Algo absolutamente conciliable con el hecho de no renunciar a plantear las propuestas y requerimientos necesarios, incluso si eso supone, en ocasiones, un aumento de la tensión en nuestras relaciones con el poder, siempre tan conflictivas como la independencia de la prensa exige'.

La culminación ayer de la conmemoración de los 25 años de EL PAÍS reunió en el Círculo de Bellas Artes a destacados representantes de las principales fuerzas políticas, sectores económicos y ámbitos culturales. En la cena posterior a la entrega de los premios compartían mesa el presidente de El Corte Inglés, Isidoro Álvarez; el portavoz del Gobierno, Pío Cabanillas; el alcalde de Madrid, José María Álvarez del Manzano; el líder socialista, José Luis Rodríguez Zapatero, y el director de EL PAÍS, Jesús Ceberio.

Homenaje a Ortega

Don Juan Carlos distinguió ayer con un cariñoso saludo a José Ortega Spottorno, presidente de honor de EL PAÍS, y a su esposa Simone Ortega, en la recepción previa a la entrega de los premios de periodismo. Y en su discurso, el Rey ensalzó a su padre, José Ortega y Gasset, como el intelectual que influyó más que cualquier otro en el siglo XX español en sus actividades como filósofo, profesor, publicista y periodista.Por su parte, Jesús de Polanco resaltó que José Ortega Spottorno "fue quien primero alumbró la idea de la fundación del periódico, recabando los recursos económicos e intelectuales que resultaban precisos. Si no fuera por su luminosa iniciativa, hoy EL PAÍS no existiría ni estaríamos aquí reunidos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de mayo de 2001

Más información