Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trillo asegura que los inmigrantes no serán más del 2% de la tropa

El ministro de Defensa Federico Trillo-Figueroa, aseguró ayer en Córdoba que el principal objetivo de su proyecto para reclutar extranjeros como soldados profesionales 'no es completar la profesionalización de las Fuerzas Armadas', sino 'conseguir la plena integración social de los inmigrantes que llegan' a España.

Trillo-Figueroa no quiso concretar cuántos extranjeros engrosarán las filas del Ejército, alegando que es 'un proyecto de ley que el Gobierno debe llevar al Parlamento', pero aseguró que el cupo final 'no excederá en más de un uno o un dos por ciento de los efectivos totales'. Los planes actuales cifran en 100.000 los efectivos de tropa profesional.

La oferta de ingresar en las Fuerzas Armadas, centrada hasta ahora en los hispanoamericanos, la amplió ayer el ministro a 'los ciudadanos de la Unión Europea'. La legislación vigente impide que ningún colectivo extranjero goce en España de más derechos que los comunitarios.

Un informe de la Dirección General de Reclutamiento, difundido ayer por EL PAÍS, recomienda fijar un 'cupo con carácter anual' de plazas de tropa para extranjeros. 'Se considera', agrega, 'un máximo de 2.000 anuales para paliar el déficit de reclutamiento de nacionales'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de marzo de 2001