Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La incomparecencia del capitán del 'J. P. Bobo' paraliza el caso del vertido

El caso abierto por el vertido de 300.000 litros de combustible procedentes del buque norteamericano J.P. Bobo en la bahía de Cádiz, en 1997, está paralizado porque el capitán del buque no se ha puesto a disposición de la justicia española. Así lo confirma el Gobierno en una respuesta al parlamentario socialista José Fernández Chacón.

El fiscal para los delitos medioambientales, Ángel Núñez, ya ha solicitado en dos ocasiones a la Embajada estadounidense que ponga a su disposición al capitán del buque. Cuando ocurrieron los hechos, IU y Ecologistas en Acción solicitaron que, de forma cautelar, el capitán no abandonara el país, lo que no se produjo.

El buque partió desde la base naval de Rota rumbo a Estados Unidos tras descargar material logístico. El vertido se produjo frente a la playa del Almirante, en El Puerto de Santa María.

Fernández Chacón culpó a la 'inoperancia política del Gobierno' de la situación y de ofrecer una deficiente información a los afectados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de marzo de 2001