Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres de las cuatro granjas de cerdos inmovilizadas están en Castellón

Tres de las cuatro granjas de ganado porcino que la Consejería de Agricultura inmovilizó el miércoles como medida de prevención están en Castellón, según pudo saber este periódico. La cuarta granja está situada en Valencia. La inmovilización es una medida de prevención debida a que Agricultura detectó cuatro animales procedentes del departamento francés de Cote d'Or, que no sufre ningún foco de esta fiebre.

La Consejería de Agricultura asegura que ninguna granja de la Comunidad ha recibido animales 'sensibles' a la enfermedad. Agricultura explicó que la inmovilización es únicamente una medida preventiva y garantizó el perfecto estado de los cuatro animales procedentes de Francia.

Castellón concentra el 70% de la producción de porcino valenciano. El 20% está en explotaciones de Valencia y el resto en Alicante.

La inmovilización es parte de la campaña de control y vigilancia que Agricultura ha establecido ante la crisis que ha surgido en el Reino Unido y Francia por la aparición de fiebre aftosa en el ganado. Otra de las medidas establecidas por la consejería para evitar la entrada de cualquier animal con fiebre aftosa es la prohibición de concentraciones de animales rumiantes y porcinos en ferias, mercados y certámenes.

La Unió de Llauradors pidió ayer el cierre, durante 15 días, de las fronteras a todos los animales procedentes de cualquier país europeo como medida de precaución. Las granjas valencianas importan ganado para el engorde principalmente desde Holanda, aunque también desde Francia, Bélgica y Alemania. El responsable ganadero de la Unió, Vicent Goterris, aseguró que esta medida permitirá controlar la evolución de la epidemia en los mercados europeos y alejar al ganado español de cualquier posibilidad de contagio. En este sentido, Goterris recordó que España es el primer país productor de porcino de Europa por lo que sería el país 'más perjudicado' en el caso de que la fiebre aftosa se introduzca en nuestro país. La prevención es fundamental para evitar que la fiebre contagie al ganado español, porque 'si llega, será difícil de eliminar', explicó. Goterris también defendió la petición de que el Gobierno presupueste una partida para ayudar a los ganaderos en el caso de que alguna granja se viera afectada por la fiebre aftosa.

La portavoz de Agricultura del grupo Esquerra Unida (EU) en las Cortes, Dolors Pérez, pidió ayer que la consejera de Agricultura, Maria Angels Ramón-Llin, comparezca para explicar las medidas de prevención que está desarrollando el Consell ante esta enfermedad.

Pérez consideró 'positivo' que se inmovilicen cuatro granjas valencianas con cerdos procedentes de Francia por temor a que estén infectados con fiebre aftosa, aunque señaló que 'debería haber informado antes a los ganaderos para tranquilizarles y asegurarles que no existen riesgos para los animales valencianos'. La diputada de EU recordó que la fiebre aftosa es 'como una peste que se contagia a través del aire', por lo que 'hay que estar muy encima de todos los posibles focos para evitar que la ganadería valenciana pueda contraerla'. Dolors Pérez considera que la Consejería de Agricultura tendría que haber mantenido reuniones con los ganaderos valencianos para informarles sobre el alcance de la enfermedad y evitar que éstos se alarmaran.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de marzo de 2001