Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Indra se adjudica un primer contrato de los simuladores del tanque Leopard

El Ministerio de Defensa intenta paliar el retraso del programa

Indra, la compañía de tecnología de la información, se ha adjudicado un primer contrato de Defensa para fabricar nueve simuladores de la torre del carro de combate Leopard por 6.350 millones. Con este contrato, Defensa intenta reactivar el programa Leopard, que registra un notable retraso por la batalla política desatada en torno a la privatización de Santa Bárbara, la empresa encargada de fabricar el tanque.

Indra se ha adjudicado un contrato del Ministerio de Defensa español para desarrollar, fabricar y suministrar nueve simuladores de torre del carro de combate Leopard, que serán desplegados en otros tantos regimientos a lo largo de la geografía nacional.

El programa Leopard es el más importante de la industria armamentística española, con la fabricación de 235 carros de combate por más de 317.000 millones de pesetas.

Estos simuladores se utilizarán para el entrenamiento de las tripulaciones en el manejo de la sofisticada torre de este carro de combate de última generación. El Ministerio de Defensa tiene previsto adjudicar próximamente un segundo lote de simuladores de puntería y de conducción, para el que también se ha presentado la empresa española.

La adjudicación de estos dos contratos forman parte del plan de Defensa para reactivar el programa Leopard, que está sufriendo un considerable retraso debido a los problemas que han surgido por la privatización de la Empresa Nacional Santa Bárbara (ENSB), por la que han pugnado durante diez meses la empresa norteamericana General Dynamics y la alemana Krauss Maffei, propietaria de la patente del carro de combate.

Patente

Los alemanes habían hecho valer esa patente, bloqueando las negociaciones, ante la decisión del Gobierno español de adjudicar la compañía pública de armamento a la empresa estadounidense en abril de 2000. La pasada semana el Gobierno alemán levantó finalmente el veto y autorizó a que se reanudaran las negociaciones sobre el acuerdo de protección de tecnología entre Krauss Maffei y la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI).

Indra es una de las principales empresas europeas en simulació, con una participación muy significativa en el consorcio formado para el desarrollo y suministro de los simuladores del futuro Avión de Combate Europeo.

Además tiene también presencia en Estados Unidos, como único proveedor no norteamericano de simuladores para la US Navy.

[En España, uno de los grandes proyectos de la compañía, será también la fabricación de un centro de simulación para controladores aéreos encargado por la Sociedad Estatal para las Enseñanzas Aeronáuticas Civiles (Senasa), en un contrato que asciende a unos 4.000 millones de pesetas.

El proyecto trata de atender el compromiso del Gobierno para formar 741 nuevos controladores aéreos entre los años 1999 y 2003. El centro de simulación será 'el más grande del mundo', según declaró a Europa Press el director de Mercado de Transporte y Tráfico, Rafael Gallego. Contará con capacidad para 350 posiciones y dispondrá de tres simuladores de radar.]

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de marzo de 2001