Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Peres quiere ser el ministro de Exteriores de Sharon

Simon Peres quiere hacerse cargo del Ministerio de Asuntos Exteriores en el futuro gabinete de Unidad Nacional presidido por el ultranacionalista Ariel Sharon, del partido Likud. 'Es muy difícil separar la cartera de Defensa de la de Asuntos Exteriores. Obviamente, la cartera de Defensa estará condicionada por nuestra política exterior. Entre las dos creo que nosotros (los laboristas) estamos más interesados en las iniciativas diplomáticas que en las reacciones de Defensa. Desde allí se pueden tomar iniciativas de paz', declaró Peres, de 77 años, a la Radio Militar israelí. El veterano político rechazaba así la oferta hecha días atrás por Sharon para que asumiera la dirección de la Defensa en sustitución del dimitido primer ministro Ehud Barak.

Horas antes de que Peres efectuara estas declaraciones, la cúpula del Partido Laborista había dado luz verde a su participación en un futuro gobierno de Unidad Nacional con el ultranacionalista Likud, a pesar de la presencia en el gabinete de formaciones extremistas como la Unión Nacional e Israel Beituni. La decisión de la dirección laborista deberá ser refrendada por el Comité Central del partido en dos reuniones que se celebrarán la próxima semana en Tel Aviv, a la que asistirán más de 1.500 compromisarios.

Carteras ministeriales

La dirección provisional del Partido Laborista ha enviado asimismo a Sharon una lista de las carteras ministeriales que desea ocupar así como los nombres de los candidatos. En total son ocho, encabezados por Peres al frente de Exteriores. Los laboristas reclaman también la cartera de Industria para Haim Ramon; la de Infraestructuras para Benjamín Ben Eleizer; Transporte para Raanan Cohen; Sanidad para Dalia Itzik, y Ciencias y Cultura para Matan Vilnai. Los laboristas reclaman también otros dos ministerios, aunque sin cartera, uno de los cuales podría ser otorgado para el actual presidente del Parlamento, Abraham Burg.

Un sector minoritario del Partido Laborista, que representa según diferentes fuentes entre el 20% y el 40% de su militancia, ha anunciado ya su decisión de escindirse de la organización y aliarse a los pacifistas laicos de Meretz en el caso de que se confirme la alianza con los nacionalistas del Likud. Esta rebelión está liderada por el actual ministro de Justicia, Yossi Beilin, y por el de Exteriores, Slomo Ben Ami. Los laboristas deben decidir también el nombre de su futuro responsable, en sustitución de Barak. En cabeza de los candidatos se encuentra el propio Peres.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 25 de febrero de 2001