Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cultura califica como monumento otro retablo de una iglesia de Vizcaya

El Departamento de Cultura ha declarado bien cultural calificado, con la categoría de Monumento, el retablo mayor de la iglesia de Santa María de Portugalete. Es el cuarto retablo de una iglesía vizcaína sobre el que esta misma semana recae la concesión de esta figura de protección, después de que el pasado lunes se hiciese pública la adopción de la medida respecto a los de sendas parroquias de Güeñes, Gordexola y Orduña.

El retablo de Santa María de Portugalete es considerado en el texto del decreto que recoge la declaración de monumento como 'una obra cumbre de la primera mitad del siglo XVI'. Añade el decreto que se trata de un retablo 'renacentista de planta ochavada, de tipo casillero que se estructura en banco y tres cuerpos con tres calles, cuatro entrecalles y ático', y que se encuentra 'sobre zócalo de piedra con decoración escultórica'.

En su construcción participaron Juan de Ayala II, el ensamblador Juan de Imberto y los Beaugrant. Es 'una obra de gran calidad artística con tallas de distintos maestros del país y flamencos que conforman un conjunto armonioso y equilibrado', prosigue la declaración de Cultura. La policromía, posterior al retablo, es barroca y lo cubre 'únicamente en su calle central, destacando los esgrafiados con motivos geométricos y vegetales de las imágenes, combinados con encarnaciones a pulimento'.

También del siglo XVI, en este caso de su primer cuarto, es el retablo protegido en Orduña, de estilo gótico hispano-flamenco, mientras que la construcción de los de Güeñes (entre 1631 y 1637, de estilo clasicista) y Gordexola (barroco y realizado entre 1653 y 1657) es posterior.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de enero de 2001