Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jóvenes con grado

El Consejo Regulador de la D. O. de Utiel-Requena presenta 29 vinos de la 'Vendimia Inicial' de este año

Fue la presentación en sociedad de 29 jóvenes, caldos todos embotellados por 13 bodegas de la Denominación de Origen Utiel-Requena bajo la marca Vendimia Inicial. Todos los años por estas fechas desde 1993, el Consejo regulador de la D. O. valenciana promociona sus vinos más jóvenes, cerca de una treintena de blancos, rosados y tintos elaborados con las variedades de uva bobal, macabeo, tempranillo, garnacha y planta nova. Ayer, se presentaron en Valencia, ante 1.500 invitados, entre los que se encontraban la consejera de Agricultura, María Ángeles Ramón-Llin, los diseñadores Francis Montesinos y Alfredo Esteve, el torero Víctor Manuel Blázquez, jugadores del club de baloncesto Pamesa, o conocidos restauradores valencianos."El mercado valenciano ha sido poco fiel a sus vinos pero, poco a poco, vemos que la actitud de, por ejemplo, los restauradores está variando", explicaba ayer el presidente del C. R. de la D.O. Utiel-Requena, Fausto Pozuelo. Fue, precisamente, el desconocimiento de los caldos valencianos frente a los de Rioja o Ribera del Duero, la que decidió a los productores a institucionalizar esta cita anual para enófilos. El esfuerzo invertido por el consejo en esta puesta de largo de sus caldos es importante, de ahí que Pozuelo anuncie para el próximo año la presentación, además de los caldos jóvenes, de las añadas, crianzas y reservas de la denominación, a la que pertenecen 107 bodegas.

En esta octava edición de Vendimia Inicial -salen al mercado unas 100.000 botellas-, el consejo promociona, especialmente, la maderación carbónica. Es un proceso natural, según Pozuelo, que cayó en desuso hace 20 años, y que consiste en recolectar los racimos enteros e introducirlos en los depósitos para su encubado. Luego se mezclan con pequeñas cantidades de mosto que favorecen la producción natural de gas carbónico, que desplaza al aire. "Cuando se descorcha la botella hay que dejarlo respirar unos minutos", aconseja Pozuelo. El resultado son unos caldos de 11,5 o 12 grados, de aroma afrutado.

El siguiente paso de la D. O. es la reestructuración del viñedo para dar cabida a la nueva variedad Sirach, originaria de Francia e Italia, con la que se pretende mejorar el proceso de envejecimiento de los vinos de la comarca. "Desde hace una década han cambiado mucho las cosas. Ahora, se están investigando variedades nuevas", continúa el presidente.

La comarca cuenta con un parque de 17.000 barricas, que pronto se duplicará con la inversión de 1.200 millones de pesetas anunciada por una bodega.

Utiel-Requena, una de las tres D. O. valencianas, sacó el año pasado 24 millones de botellas, de las que 15 millones se exportaron. La industria del vino, la primera de la comarca, le proporciona unos ingresos anuales de 20.000 millones de pesetas. "Sólo el año pasado, las ventas de vino de esta denominación crecieron un 30% en España", subraya Pozuelo.

Anoche, 13 bodegas (Coviñas, Cooperativa Vinícola Requenense, Bodegas Rebollar, Cooperativa Agrícola de Utiel, Bodegas CVCRE, Viure, Torre Oria, Pedro Moreno, Cavas Murviedro, Hijos de Ernesto Cárcel, Bodega La Noria, Enotec y Bodegas Torroja) y cientos de invitados brindaron por la nueva cosecha.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de diciembre de 2000