Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La cuarta llave

Fue Tomás el Nitri el primer poseedor de la Llave de Oro del Cante, galardón que en su tiempo no tenía ninguna historia. Se ha apuntado 1862 como el año en que tal hecho ocurriera, pero parece poco probable porque entonces el cantaor tendría 12 años; hubo de ser varios años después.En 1926 se otorgó a Manuel Vallejo la segunda, para desagraviarle por no haber ganado la II Copa Pavón que había merecido. Era un honor casi olvidado y desde luego no hubo competición alguna.

El tercer Concurso de Córdoba puso en juego la III Llave de Oro del Cante, en 1962. Supuso para su ganador, Antonio Mairena, la consagración como el cantaor tal vez más importante de su tiempo, y para el galardón el prestigio mayor que nunca alcanzara.

MÁS INFORMACIÓN

Si se le concede a Camarón la IV Llave de Oro será la primera vez que se adjudica a un cantaor desaparecido. La facultad de otorgarla reside en la Junta de Andalucía, entidad para la que Francisco Vallecillo, cuando era consejero de Flamenco de la misma, la hizo registrar. El pasado día 6, en la Venta de Vargas, alrededor de 20 grandes figuras del flamenco -Mercé, Manuela Carrasco, Moraíto, Diego Carrasco, Sara Baras...- lanzaron un manifiesto reivindicando la Llave para Camarón. "Él fue la llave viva del cante", declaró Mercé.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 26 de noviembre de 2000