Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UPV renuncia al Rectorado en Abandoibarra y opta por un paraninfo

La Universidad del País Vasco (UPV) no instalará finalmente su Rectorado en Abandoibarra, la nueva área de expansión urbanística de Bilbao. Su presencia se limitará a un paraninfo de 8.000 metros cuadrados, que suponen una inversión de 2.000 millones de pesetas que serán financiados por la BBK, que cederá el local a la Universidad. Además, la UPV instalará varios edificios -una biblioteca, una residencia de estudiantes con 200 plazas y los ciclos superiores de Bellas Artes- en Bilbao la Vieja, con un presupuesto cifrado también en 2.000 millones que será asumido por la institución académica con créditos blandos de la caja vizcaína.Aún no hay proyectos ni fechas concretas para las novedosas iniciativas de la UPV, que ayer firmó en Bilbao el convenio de colaboración con la BBK y el Ayuntamiento, que se encargará de toda la ordenación urbanística para posibilitar estos planes.

La existencia de un edificio de la Universidad en Abandoibarra figura en el proyecto definitivo de este área de 30 hectáreas que en un plazo de cuatro años se convertirá en el nuevo Ensanche bilbaíno. La intención hasta ahora era habilitar el Rectorado, pero la llegada de Iñaki Azkuna a la alcaldía empezó a cuestionarlo: el ex consejero de Sanidad quería utilizar esa superficie para zonas verdes. Al final, la UPV tendrá un edificio en Abandoibarra pero de diferentes características. Será un paraninfo, con dos salas que tendrán una capacidad total de casi 600 personas y servirán para la celebración de actos académicos, la apertura del curso, los claustros o la imposición de los doctorados honoris causa, a lo que se añadirá una sala de exposiciones. "Será un lugar de contacto entre la universidad y la sociedad", explicó ayer el rector, Manuel Montero.

El rector ha descartado la implantación del Rectorado para no desmembrar a la institución. Con el paraninfo se garantiza la presencia en la nueva área urbanística de Bilbao. "La gente tiene la idea equivocada de que la UPV son los campus de Leioa, Ibaeta y Vitoria y hoy en día el municipio donde más alumnos hay es en Bilbao".

El paraninfo, que se calcula estará terminado en un plazo de tres años, será financiado íntegramente por la BBK en cumplimiento del convenio firmado en 1998 con la Universidad, cuando la caja se comprometió a asumir los gastos del edificio en Abandoibarra a cambio de gestionar la cuentas económicas de la UPV.

La otra actuación en Bilbao la Vieja se desarrollará en el entorno de la plaza de la Cantera y persigue la implicación de la institución académica en la regeneración del barrio más deprimido de la capital al "aportar las energías que supone un ambiente estudiantil".

El desarrollo de ciclos de Bellas Artes responde a la falta de espacio en el campus de Leioa y la previsión es que el nuevo edificio tenga una capacidad de entre 400 y 500 plazas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de noviembre de 2000

Más información

  • Habilitará una biblioteca y una residencia de alumnos en Bilbao la Vieja