Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La situación en el País Vasco

Recalde y Castells, galardonados con el Premio Convivencia Manuel Broseta

El ex consejero vasco de Educación José Ramón Recalde y su esposa, María Teresa Castells, propietaria de la librería Lagun de San Sebastián, fueron galardonados ayer con el Premio Convivencia que anualmente concede en Valencia la Fundación Profesor Manuel Broseta. El presidente del jurado de la novena edición del galardón y Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, dijo que Recalde, que el pasado 14 de septiembre salvó la vida tras sufrir un atentado, es un "símbolo vivo de la resistencia ante el euskonazismo".

Este premio, dotado con dos millones de pesetas para distinguir a aquellas personas, asociaciones e instituciones que hayan destacado en la defensa de la libertad, la justicia y la tolerancia, fue creado en memoria del catedrático Manuel Broseta, asesinado por ETA en Valencia en 1992. El jurado de la edición de este año estaba integrado, entre otros, por la presidenta del Senado, Esperanza Aguirre, el portavoz del Foro Ermua, Iñaki Ezkerra, y el Defensor del Pueblo, Enrique Múgica. El galardón, concedido por unanimidad y que será entregado el 15 de enero, reconoce la defensa de la convivencia pacífica por parte de José Ramón Recalde y María Teresa Castells.Enrique Múgica elogió la figura del ex consejero vasco, quien, según dijo, "se salvó milagrosamente de la sentencia de muerte a la que le había condenado ETA", y le consideró "uno de los grandes intelectuales que ha producido el País Vasco" desde la izquierda.

El presidente del jurado añadió que el premio obedece a la "triple dimensión de político, hombre de la cultura y periodista" de Recalde -que colabora en varios diarios, entre ellos EL PAÍS-, y subrayó su trayectoria profesional como socialista, consejero del Gobierno vasco, catedrático de la Universidad de Deusto y autor de varios libros. También alabó a su esposa, María Teresa Castells, quien abrió en los años sesenta la librería Lagun, lugar de reunión de opositores al franquismo en San Sebastián, "reiteradamente asaltada entonces por los ultras y posteriormente por los ultras euskonazis".

Múgica pidió soluciones contra el terrorismo para, como donostiarra, poder andar "como quiera" por las calles de San Sebastián. "Ahora no puedo. Ni yo, ni José Ramón Recalde", dijo. Múgica añadió que si quienes pueden hacerlo no ponen los medios para acabar con el terrorismo, "habrá que ir a unas elecciones". "No es admisible perder una votación tras otra y mantenerse en el Gobierno", comentó en referencia al PNV.

Por otra parte, los periodistas del diario El Mundo rindieron ayer un homenaje a José Luis López de Lacalle, asesinado por ETA el pasado 7 de mayo en Andoain (guipúzcoa). López de la Calle cuenta desde ayer con una placa que recuerda su nombre y su muerte "por la libertad del País Vasco" en la entrada de la sede central de dicho periódico, en cuyas páginas de opinión colaboraba.

El director de El Mundo, Pedro J. Ramírez, elogió la "valentía, integridad, brillantez intelectual y coraje cívico" de la víctima. Su viuda, María Paz Artolazabal, añadió que, además, era "buen padre, buen esposo, buena persona".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de noviembre de 2000

Más información

  • 'El Mundo' recuerda a López de Lacalle, su colaborador asesinado por ETA